viernes. 27.01.2023
Los fallos de inteligencia que hicieron posible los ataques terroristas del 11-S del 2001 tienen ya nombre y apellidos en un informe interno de la CIA que se completará en seis semanas. Hace dos años el Congreso pidió al inspector general de la Agencia de Inteligencia que determinase «quién, a todos los niveles, debe considerarse responsable». Durante ese tiempo John Helgerson, que ha ocupado altos cargos de inteligencia en el Gobierno pero que no trabajó en ellos durante los años que precedieron a los ataques, ha elaborado un investigación interna que sitúa la culpa en los más altos cargos de la CIA. El ex director George Tenet y su director adjunto de operaciones James Pavitt son los máximos responsables que ha hallado la investigación, según las fuentes del diario The New York Times. En 1999, poco después de que Tenet declarase en un memorando que la CIA estaba «en guerra contra el terrorismo» como consecuencia de los atentados de Al Qaida contra las embajadas estadounidense en Kenia y Tanzania, el director de la CIA redujo los fondos del Centro Contraterrorista. El informe recoge las quejas del entonces director del centro Cofer Black, que clamaba la falta de fondos y personal.

La CIA se autoinculpa en un informe interno de los fallos del 11-S
Comentarios