sábado. 25.06.2022

Un comité parlamentario británico advirtió ayer de que puede haber más alteraciones en el comercio con la Unión Europea (UE) si las autoridades no hacen un mayor esfuerzo por mejorar los controles fronterizos post-Brexit.

El Comité de Cuentas Públicas de la Cámara de los Comunes (PAC, en inglés) indicó que las empresas británicas hacen frente a un «incremento de los costes, papeleo y retrasos fronterizos», pero avisó que la situación puede empeorar cuando el tráfico de pasajeros vuelva a la normalidad al disminuir el impacto de la pandemia.

El Gobierno británico, en tanto, indicó que facilita a las empresas el apoyo que necesitan para comerciar con la UE. Un informe del comité señala que el volumen comercial se ha visto disminuido por el impacto de la covid-19 desde que el Reino Unido salió de la unión aduanera y el mercado único hace poco más de un año, pero esto ha supuesto un incremento de la carga burocrática.

«Una de las grandes promesas del Brexit fue liberar a los negocios británicos para que tuvieran espacio libre para sacar provecho de su productividad y su contribución a la economía, algo más necesario ahora en el largo camino de la recuperación de la pandemia», señalo la presidenta del PAC, Meg Hillier.

El comité avisa de más alteraciones este año cuando la UE introduzca controles biométricos de pasaportes en virtud de un nuevo sistema de entrada y salida, mientras que en julio habrá nuevos controles a la importación de alimentos.

Un comité alerta de más problemas por los controles después del Brexit
Comentarios