miércoles. 01.02.2023
Las autoridades habían detectado «importantes infracciones» de las normas internacionales

La compañía del avión que cayó en Egipto tenía prohibido operar en Suiza

Francia e Italia contribuyen en la búsqueda de los restos del aparato siniestrado
La compañía egipcia Flash Airlines tenía prohibida la entrada en el espacio aéreo suizo desde octubre de 2002, debido a «importantes infracciones» de las normas internacionales, indicó una portavoz de la Oficina Federal de Aviación Civil (Ofac) suiza, Celestine Perissinotto. Durante un control sorpresa en uno de sus dos Boeing 737-300, en el aeropuerto de Zurich, se comprobaron «importantes fallos» en lo que se refiere a las normas de certificación de la compañía, destacó la portavoz. Perissinotto no explicó si el aparato controlado era el que se estrelló en el mar Rojo ni cuál era la naturaleza exacta de estos fallos, que podrían tener que ver con la seguridad del aparato, los instrumentos de vuelo, la formación de los pilotos o los manuales de vuelo. Según ella, se trataba de «infracciones a las normas internacionales mínimas» en las cuales se basan las normas suizas. Envío de ayuda Francia envió ayer un submarino robot y un buque de guerra e Italia tres barcos para unirse a la búsqueda, liderada por Egipto, de los restos del avión que cayó el sábado en el mar Rojo provocando la muerte de las 148 personas que se encontraban a bordo, de las cuales 133 eran turistas franceses. Los buques egipcios, auxiliados por navíos de guerra italianos, continuaban buscando en una amplia zona cercana a la ciudad balnearia de Sharm el Sheij donde cayó el avión. La Policía egipcia cerró ayer la bahía de la popular localidad turística a todos los buques salvo a los que se ocupan de la búsqueda. El submarino robot francés ya se encuentra operando en el lugar, confirmó el agregado naval francés en Egipto, el comandante Xavier de Sontenay, quien también indicó que el robot es apto para encontrar, como se espera, el fuselaje de avión sumergido a unos 300 metros de profundidad. El constructor aeronáutico norteamericano Boeing indicó el sábado que enviaría un experto de la compañía a Egipto para determinar las causas del accidente del aparato, perteneciente a la compañía de vuelos chárter Flash Airlines, que cayó pocos minutos después de su despegue desde el aeropuerto de Sharm el Sheij. Entre las víctimas se encontraban 133 turistas franceses. En la catástrofe perecieron familias enteras, según las autoridades francesas. De momento las búsquedas conjuntas no han logrado recuperar un solo cuerpo. «Desde ayer (sábado) los servicios de rescate no han logrado encontrar ni un cuerpo completo, sólo restos», indicó un portavoz de la Policía. Los restos de unos 13 cuerpos están depositados en el hospital central de la ciudad. La Policía tuvo que intervenir para impedir que los familiares de las 13 víctimas egipcias entraran en el hospital.

La compañía del avión que cayó en Egipto tenía prohibido operar en Suiza
Comentarios