lunes. 27.06.2022

El primer soldado ruso que se sienta en el banquillo de los acusados en la historia de Ucrania fue condenado este lunes a cadena perpetua por el asesinato de un civil durante la invasión rusa. El tribunal del distrito de Solomianski, en Kiev, declaró a Vadim Shishimarin, de 21 años, culpable de «ofensas criminales»- Lo hizo bajo el artículo 438 del Código Penal, que contempla penas de cárcel por tratar de manera cruel a civiles o prisioneros de guerra, saqueo de los recursos naturales en territorios ocupados o uso de métodos de guerra prohibidos.

Este militar, procedente de Irkutsk, en Siberia, estaba acusado de matar a un civil desarmado, Alexander Shelipov, de 62 años, en la región de Sumy. En su intervención Shishimarin explicó que el 24 de febrero abandonó junto a otros militares rusos la región de Bélgorod a través de la frontera con Ucrania, que no sabía que iba a pelear y que solo tenía comida para «tres días». El día 28 guiaba una unidad de la división blindada cuando su convoy fue atacado. Después, él y otros cuatro uniformados advirtieron a un hombre en un automóvil y le dispararon para robar el coche. El dueño logró escapar y esconderse. En su huida los soldados se cruzaron con Shelipov, que iba en bicicleta por el costado de una carretera en la aldea de Chupakhivka.

Por órdenes de un compañero y para evitar que pudiera delatarles, el reo tiroteó al civil. Unos hechos por los que él mismo se declaró culpable, aunque justificó sus actos por las «órdenes».

Condenan a cadena perpetua al primer soldado ruso acusado de crímenes de guerra
Comentarios