domingo. 29.01.2023

La confusión rodea el anuncio del presunto desmantelamiento de la temida Policía de la Moral, con medios conservadores que niegan que sea así, activistas que ven con escepticismo la medida y el cuerpo policial que prefiere mantener el silencio.

La llamada Policía de la Moral ha desaparecido de las calles del país desde las protestas desatadas por la muerte de Mahsa Amini tras ser detenida por esa fuerza policial por no llevar bien puesto el velo islámico.

Las revueltas comenzaron por la muerte de la joven kurda de 22 años, pero han evolucionado y ahora los manifestantes piden el fin de la República Islámica fundada por el ayatolá Ruholá Jomeiní en 1979. Durante una rueda de prensa, un periodista preguntó al fiscal general del país, Mohamad Yafar Montazerí, por la ausencia en las calles de la Policía de la Moral y el político respondió que ese cuerpo «no tiene nada que ver con el poder judicial y fue suprimido por los que lo crearon».

Esa frase fue interpretada como un anuncio del desmantelamiento de la Policía de la moral, cuerpo que vigila desde 2005 que las mujeres cumplan con el estricto código de vestimenta impuesto por la República Islámica.

Medios iraníes recogieron las palabras de Montazerí y anunciaron el fin de ese cuerpo a pesar de que depende del Ministerio del Interior. Pero poco después la televisión estatal Alalam aclaró que se habían malinterpretado las declaraciones de Montazerí, quien, según su versión, solo dijo que la gestión de este cuerpo no depende del Poder Judicial. Además, Montazerí aseguró con claridad que la «vestimenta de las mujeres sigue siendo importante» y que el Poder Judicial seguiría realizando su trabajo en este sentido, es decir aplicando las leyes que penan su no cumplimiento, como los dos meses de prisión para las mujeres que no usen el velo.

Confusión en torno al supuesto fin de la Policía de la moral en Irán
Comentarios