viernes. 07.10.2022

Peor no podía desarrollarse para los conservadores alemanes y su criticado candidato a la Cancillería Federal, el primer ministro de Renania del Norte-Westfalia y presidente de la Unión Cristianodemócrata (CDU), Armin Laschet, en la precampaña para los comicios generales de septiembre próximo.

Los negros augurios de los distintos sondeos electorales culminaron ayer con la encuesta del instituto demoscópico Forsa y su ‘Trendbarometer’, que situó a los partidos de la Unión, la CDU y sus hermanos socialcristianos (CSU) de Baviera, ante el peor resultado potencial en la historia de la República Federal.

El sondeo realizado por el instituto de Forsa adjudicó a los conservadores tan solo un 23% de votos, tres puntos menos que la semana pasada y casi 10 menos que los que consiguieron en las elecciones de 2017. Sin embargo, los liberales (FDP) subieron hasta un 12%, mientras que un 7% daría su voto a la Izquierda y un 10% a los ultranacionalistas de Alternativa para Alemania (AfD).

Los conservadores alemanes caen en picado en las encuestas
Comentarios