viernes. 27.01.2023
Los familiares de los desaparecidos festejan un fallo que permite el arresto y juicio al dictador

La Corte Suprema de Chile autoriza que se procese a Pinochet por criminal

La sentencia coincide con un informe que inculpa al dictador en la Operación Cóndor
Mohamed Kasih lleva a hombros a su hermano asesinado
La Corte Suprema de Justicia de Chile ratificó ayer el procesamiento del ex dictador Augusto Pinochet por un asesinato y nueve secuestros perpetrados entre 1975 y 1977 en el marco de la llamada Operación Cóndor, una red montada desde Chile para coordinar la acción de regímenes militares sudamericanos contra opositores políticos que circularan de un país a otro en esta subregión. Por tres votos contra dos, el máximo tribunal rechazó el recurso de amparo que había presentado la defensa de Pinochet para impedir el juicio. El juez Juan Guzmán había ordenado su procesamiento y arresto domiciliario en esta causa, pero la defensa había apelado argumentando que su capacidad de enfrentar un juicio estaba afectada debido a su deteriorado estado de salud. La Corte de Apelaciones rechazó el argumento en diciembre y el máximo tribunal lo hizo ayer. El fallo fue recibido con júbilo por abogados de derechos humanos y familiares de las víctimas. El abogado Eduardo Contreras anticipó que la sentencia «abre un camino nuevo». La presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, Viviana Diaz, manifestó que la resolución «es una alegría». En cambio el abogado del ex dictador, Pablo Rodríguez, consideró que la votación de los jueces del Supremo es «retrógrada» y «desconcertante». Recordó que en el 2002 la misma sala había declarado que su cliente no tenía aptitud para ser procesado. «Es un retroceso desde el punto de vista de los derechos humanos», se quejó el letrado que no resolvió aún con qué nueva estrategia dilatoria responderá a la sentencia. Más drástico, el director de la Fundación Pinochet, el general Luis Cortés Villa, anunció que con el fallo «se apura el deceso de quien fuera presidente de Chile». El ex jerarca, que gobernó con mano de hierro entre 1973 y 1990 tras un golpe de estado, logró hasta ahora eludir la justicia que lo investiga por violaciones a los derechos humanos y enriquecimiento ilícito alegando que es frágil de salud.

La Corte Suprema de Chile autoriza que se procese a Pinochet por criminal
Comentarios