martes. 29.11.2022

El repliegue de tropas anunciado por Moscú en las fronteras de Ucrania no ha terminado de convencer a los países occidentales que, con Estados Unidos a la cabeza, han puesto en duda la supuesta buena fe rusa. De hecho, en las últimas horas han vuelto a crecer los mensajes que alertan de una invasión inminente que, según varios gobiernos, comenzaría con un «pretexto» de dudosa veracidad. Las autoridades de Rusia, con el presidente, Vladimir Putin, a la cabeza, siempre han negado que tengan intenciones de invadir territorio ucraniano, a pesar de haber acumulado unas 130.000 tropas cerca de la frontera, según Estados Unidos y sus socios internacionales sin que haya un motivo válido que lo justifique. Las sucesivas maniobras militares, algunas de ellas en Bielorrusia, no han contribuido a aplacar estas suspicacias. Faltaría el ‘casus belli’, es decir, el motivo que permitiese a Moscú justificar de alguna forma una intervención militar en un país extranjero.

Crece el temor a un falso pretexto
Comentarios