miércoles 5/8/20

Cumbre Trump-López Obrador sobre el acuerdo comercial sin tocar el asunto del muro

López Obrador y su comitiva en el monumento a Lincoln. P. MÉXICO
López Obrador y su comitiva en el monumento a Lincoln. P. MÉXICO

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, llegó ayer a la Casa Blanca donde fue recibido por su homólogo estadounidense, Donald Trump, en el marco de la visita al país con motivo de la entrada en vigor del nuevo acuerdo comercial entre EE UU, México y Canadá, el T-MEC.

Se trata del primer viaje al extranjero del presidente mexicano desde que llegó al poder a finales de 2018, y se produce en medio de la agresiva retórica de Trump contra el vecino del sur y su promesa de construir un muro fronterizo.

A primera hora de la mañana, López Obrador acudió al memorial de Lincoln (1861-1865) y posteriormente al de Juárez (1858-1872), al que considera un ejemplo en servicio público, situados ambos en el centro de Washington.

El mandatario evitó realizar declaraciones y se limitó a presentar sus respetos ante ambos monumentos y saludar al poco más de un centenar de mexicanos congregados.

Entre los ciudadanos que madrugaron para ver al presidente las opiniones eran divididas, aunque todos coincidían en hacer ondear la bandera mexicana.

Por un lado, sus seguidores jaleaban sin descanso al mandatario, mientras, junto a ellos, sus detractores le criticaban duramente.

El viaje de López Obrador está rodeado por la polémica debido a la agresiva retórica de Trump con el vecino del sur y su reiterada promesa de construir un muro fronterizo para impedir la llegada de migrantes que, insiste, pagarán los mexicanos.

El mandatario mexicano, fiel a su política de austeridad, llegó anoche a Washington tras un largo viaje en dos vuelos comerciales con una escala de dos horas y media en Atlanta.

López Obrador se aloja en la embajada de México en Estados Unidos, con lo que descansará en «territorio mexicano», como ya había adelantado.

El motivo oficial de la visita es la entrada en vigor, el pasado día 1, del tratado comercial T-MEC, que sustituye al Tratado de Libre Comercio de Norteamérica vigente desde 1994, entre Estados Unidos, Canadá y México.

Pese al carácter trilateral del pacto, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, anunció a comienzos de semana que no acudiría a la cita. De esta manera, deja solos a los mandatarios mexicano y estadounidense.

Cumbre Trump-López Obrador sobre el acuerdo comercial sin tocar el asunto del muro