jueves. 07.07.2022

El Gobierno del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, siguió ayer con la purga que comenzó con el cambio de seis ministros y anunció la «sustitución» de los jefes de las tres Fuerzas Armadas, que son uno de los pilares de su gestión.

La víspera, en un movimiento todavía no explicado oficialmente y sobre el cual Bolsonaro guarda un absoluto silencio hasta ahora, se anunciaron cambios en seis de los 23 ministerios, lo que supone casi la cuarta parte, y que incluyeron la cartera de Defensa, hasta entonces en manos del general Fernando Azevedo e Silva.

La salida del general, que no se ha aclarado si fue por dimisión o destitución, generó una creciente ola de rumores que hablaban de la inminente renuncia de los jefes del Ejército, la Aviación y la Marina, en un gesto de «solidaridad» con Azevedo e Silva.

Las discordias fueron claras el año pasado, en momentos en que activistas de extrema derecha reclamaban una «intervención militar» para «cerrar» el Parlamento y la Corte Suprema, en unos actos que fueron alentados por Bolsonaro, quien no encontró apoyo en el Ejército.

La cúpula militar brasileña se marcha por la purga del presidente Bolsonaro
Comentarios