jueves 27/1/22

El Gobierno de los talibanes emitió este viernes un decreto especial sobre los derechos de las mujeres, centrado sobre todo en los derechos matrimoniales, pero sin mención alguna a la posibilidad de acudir al trabajo o recibir educación, que siguen sin ser garantizados por el régimen islamista. «La mujer no es una propiedad, sino un ser humano noble y libre; nadie la puede entregar a cambio de un acuerdo de paz o para poner fin a una animosidad», anunció en uno de sus puntos el edicto, en referencia a una práctica muy extendida en Afganistán.

Además, el texto subraya que «el consentimiento de las mujeres adultas es necesario durante el matrimonio (y) nadie puede obligar a las mujeres a casarse por coacción o presión», algo que incluye a las viudas, que tienen el derecho «a elegir su futuro».

Además una mujer tiene derecho patrimonial sobre las pertenencias familiares, al igual que una viuda.

Para su cumplimiento, el documento pide a diferentes ministerios, al Tribunal Supremo y a los gobernadores regionales que publiciten al máximo estas indicaciones para que toda la población e instituciones estén al tanto y no se comentan infracciones.

En este decreto de seis puntos, sin embargo, no hay mención alguna a varias de las demandas de las mujeres y la comunidad internacional desde que los talibanes tomaron el control de Afganistán.

El decreto talibán sobre derechos de la mujer no cita la educación ni el trabajo
Comentarios