viernes. 01.07.2022

El despliegue en Bielorrusia es el mayor desde la Guerra Fría

El secretario general de la Otan advierte de que han puesto en alerta la Fuerza de Respuesta
                      Preparativos bélicos en la frontera de Bielorrusia. BELORRUSIAN DEFENSE
Preparativos bélicos en la frontera de Bielorrusia. BELORRUSIAN DEFENSE

El secretario general de la Otan, Jens Stoltenberg, advirtió ayer de que el despliegue en los últimos días de tropas de Rusia en Bielorrusia, vecina de Ucrania, es «el mayor» que Moscú lleva a cabo desde la Guerra Fría.

«Se esperan 30.000 tropas de combate, Spetsnaz —fuerzas especiales de operaciones—, cazas incluyendo Su-35, misiles Iskander con capacidad dual y sistemas de defensa aérea S-400», indicó Stoltenberg en una declaración a la prensa en el cuartel general de la Alianza, en la que alertó de que se trata de una «amplia gama de modernas capacidades militares».

Stoltenberg afirmó que ese «movimiento significativo de fuerzas rusas dentro de Bielorrusia» visto en los últimos días es «el mayor despliegue ruso desde la Guerra Fría».

Además, el máximo líder de la Otan advirtió de que ese despliegue «se combina» con el ejercicio nuclear anual de Rusia previsto para febrero. Entre el 10 y el 20 de febrero Moscú y Minsk tienen acordado celebrar maniobras militares conjuntas.

El secretario general aliado se pronunció así en una declaración a la prensa tras reunirse con el primer ministro de Macedonia del Norte, Dimitar Kovacevski.

«La Otan sigue pidiendo a Rusia que rebaje la tensión. Cualquier nueva agresión rusa tendría consecuencias severas y conllevará un elevado precio», advirtió.

El político noruego aseguró que la Alianza Atlántica está dispuesta a implicarse en un «diálogo significativo» con Moscú y que ya ha enviado propuestas por escrito a Rusia.

«Los aliados están preparados para abordar las relaciones Otan-Rusia, cómo reducir riesgos e incrementar la transparencia, y el control de armas y la no proliferación», explicó.

En cualquier caso, dejó claro que la Otan «no comprometerá principios fundamentales», y se refirió en concreto al «derecho de cada país a elegir su propio camino» y «la capacidad de la Otan de proteger y defender a todos los aliados». «Estamos comprometidos con encontrar una solución política a la crisis, pero tenemos que estar preparados para lo peor», apostilló.

Stoltenberg también se refirió al anuncio de este miércoles de Estados Unidos de que desplegará 3.000 tropas adicionales en Alemania, Polonia y Rumanía ante la amenaza rusa. «Es una poderosa señal del compromiso de EEUU y se suma a otras contribuciones recientes de EEUU a nuestra seguridad compartida», dijo, en referencia a que también ha puesto un grupo de ataque de portaaviones bajo el mando de la Otan en el Mediterráneo y a que ha proporcionado 8.500 soldados en alta disposición para la Fuerza de Respuesta de la Alianza.

Stoltenberg recordó que ya han puesto en alerta la Fuerza de Respuesta de la Otan.

El despliegue en Bielorrusia es el mayor desde la Guerra Fría