miércoles 8/12/21

La Audiencia Territorial de Múnich condenó ayer a diez años de prisión a una alemana de 30 años militante del Estado Islámico (EI) en relación con el caso de una niña yazidí de cinco años esclavizada en Irak y a la que se dejó morir de sed.

La mujer, Jennifer W., de 30 años, fue condenada entre otros cargos por pertenencia a una organización terrorista en el extranjero, complicidad en intento de asesinato y tentativa de crímenes de guerra y por crímenes contra la humanidad, informan los medios.

Se le acusa de haber observado impasible cómo su entonces marido, Taha A.-J., encadenó a la niña a una ventana en un patio bajo un calor sofocante como castigo por haberse orinado sobre un colchón y la dejó morir de sed.

Jennifer W., alemana convertida al islam, viajó a Irak en 2014 y hasta septiembre de 2015 formó parte de la llamada «policía de la moral».

Diez años para una alemana del EI por esclavizar y dejar morir a una niña en Irak
Comentarios