miércoles. 07.12.2022
Biden se dirige al Air Force One en Polonia. RADEK PIETRUSZKA
Biden se dirige al Air Force One en Polonia. RADEK PIETRUSZKA

Los líderes europeos están divididos sobre los embargos energéticos a Rusia, debido a la enorme dependencia del continente del suministro de gas y petróleo, y muchos países piden cautela. Ayer, Estados Unidos dio un paso adelante y ofreció a la UE gas para los próximos dos años como vía para reducir la dependencia de Rusia y poder endurecer sus castigos.

Biden hará llegar a sus socios en Europa 15.000 metros cúbicos de gas natural licuado ya este año. Y Washington espera aumentar ese suministro en el futuro para aumentar las reservas europeas con mecanismos a largo plazo que «impulsen la inversión» en la importación y exportación de gas.

Bruselas y Washington trabajarán codo con codo para «asegurar una demanda estable de 50 millones de metros cúbicos de GNL estadounidense hasta, al menos, 2030». España es un país clave en el suministro de GNL a Europa, ya que concentra gran parte de las regasificadoras del continente. Bruselas lleva semanas trabajando para mejorar las interconexiones de la península ibérica con el resto del continente para poder asegurar el suministro en caso de que hubiera un corte por parte de Moscú.

Las energías renovables son otra de las patas sobre las que se asienta el plan energético europeo. Los Veintisiete quieren impulsar las inversiones verdes para acelerar la transición ecológica y lograr su independencia energética. En el corto y medio plazo, sin embargo, el continente deberá depender de distintos mix energéticos, que varían en función del país, pero que incluyen sin excepción el gas.

Biden se mostró ayer «decepcionado» por no poder cruzar desde Polonia la frontera con Ucrania para evaluar por sí mismo el impacto de la guerra en ese país, al asegurar que no le «dejan» hacerlo por motivos de seguridad.

«Estoy aquí en Polonia para ver la situación humanitaria y, francamente, parte de mi decepción viene de que no puedo verlo de primera mano como he hecho en otros lugares», dijo Biden durante su visita a la ciudad polaca de Rzeszów, cerca de la frontera ucraniana.

EE UU vende su gas a Europa para que no dependa de Moscú
Comentarios