domingo. 29.01.2023
Irak es «inconquistable». El presidente iraquí, Sadam Husein, aseguró ayer durante un encuentro con altos responsables que su país sería «inconquistable» para las fuerzas norteamericanas en caso de ataque. «El enemigo ha hecho venir a todo su Ejército y a aquellos que los ayudan, pero esta patria será inconquistable», aseguró el jefe de Estado en presencia de su hijo mayor, Qusai, que dirige las fuerzas de elite del régimen, y el ministro de Defensa, Sultán Hachem Ahmad. Criminales de guerra. En un intento de evitar que la guerra contra Irak se convierta en una masacre, el presidente George W. Bush advirtió ayer a los militares iraquíes que aquellos que utilicen armas de destrucción masiva «serán tratados y juzgados como criminales de guerra». El mensaje americano refuerza el que han estado mandando países como Arabia Saudí, que intentan promover un exilio o golpe de estado para evitar la guerra. Robertson: La Otan, con Bush. El secretario general de la Otan, George Robertson, minimizó ayer las divergencias entre EEUU y algunos de sus aliados europeos y se mostró convencido de que la Alianza Atlántica responderá en breve a la petición de ayuda estadounidense en caso de guerra contra Irak. «Esto no es una pelea. Hay un desacuerdo sobre el calendario, pero no sobre la sustancia. El debate continuará y no tengo duda alguna de que la Alianza estará, tal y como ha prometido, junto a su aliado Turquía, que es un vecino de Irak. No hay ninguna disputa a este respecto», afirmó ayer Robertson en conferencia de prensa. Los demócratas piden cautela. Importantes líderes demócratas han instado al presidente Bush, a que busque un mayor respaldo de sus aliados para una guerra con Irak y a que modere su retórica bélica contra ese país. «Sería un error enorme que el presidente siga adelante sin el apoyo de nuestros aliados y de las Naciones Unidas», dijo el líder de la minoría demócrata del Senado, Tom Daschle. Posible atentado contra Blair. La Policía británica teme que la organización terrorista Al Qaeda intente asesinar al primer ministro británico, Tony Blair, o a algún miembro de la Familia Real inglesa. Según aseguró ayer la prensa del Reino Unido, ya se han preparado francotiradores que han recibido las órdenes de disparar a cualquier persona que pueda planear un ataque suicida. Las medidas incluyen también a miembros del Gobierno británico.

EN BREVE
Comentarios