miércoles. 01.02.2023
España llama al consul. El Gobierno español puede tener ya datos de la inminencia de una invasión de Irak por parte de EEUU. El actual encargado de negocios español en Bagdad, Eduardo Quesada, va a viajar de vuelta a Espada por orden del Ejecutivo. Exteriores asegura que no se trata de una llamada a consultas, pero no garantiza su regreso a Irak. Reunión de los grandes. La presidencia griega de la UE se propone el próximo lunes, con una reunión restringida entre los «grandes», limar las divergencias que muestran sobre qué salida dar a la crisis de Irak. Horas antes de que el jefe de los inspectores de desarme en Irak de la ONU, el sueco Hans Blix, presente en Nueva York su informe al Consejo de Seguridad, los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea tienen previsto reunirse en Bruselas y abordar el contencioso entre EEUU y Bagdad. Siguen los interrogatorios. Dos científicos iraquíes serán interrogados ayer por los inspectores de la ONU, según anunció ayer un portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores. Aunque el anuncio no menciona los nombres de los científicos se cree que están relacionados con el anterior programa de armamento de Irak, prohibido por la ONU. Rusia, con Francia y Alemania. Rusia, antiguo aliado del régimen de Sadam Husein, siempre se ha opuesto al uso de la fuerza contra Irak y es el país que con mayor fuerza defiende el levantamiento de las sanciones impuestas por la ONU en 1991. De entre los países que mantienen buenas relaciones con EEUU o pretenden mantenerlas, Rusia estaba siendo casi el único país no árabe que desde el comienzo de la crisis se había pronunciado en contra del uso de la fuerza contra Irak, incluso en el caso de que se demostrara que ese país cuenta con armas de destrucción masiva. Los soldados, a la espera. Estados Unidos prosigue su masivo despliegue de tropas en el desierto de Kuwait, donde los soldados norteamericanos se debaten entre el miedo, la ansiedad y las ganas de entrar en combate. Distendido pero marcial, con una sonrisa cómplice en la boca, el sargento Godfrey admite que entre los soldados desplegados en Kuwait «existe algo de intranquilidad, pero la mayoría de ellos no quiere hablar de ello. Pertenecen al Ejército y saben que tienen que ser valientes». Godfrey secundó al general Rick Thomas en su comparecencia, donde se habló de guerra bacteriológica y de cómo combatir el contagio de viruela.

EN BREVE
Comentarios