viernes 22/10/21

Escocia busca de nuevo la independencia y desafía a Londres en las urnas

Una eventual independencia de Escocia, siempre que prospere un segundo referéndum sobre la escisión del Reino Unido como pretenden los nacionalistas escoceses, situaría a la región ante un gran desafío económico. La hipótesis de otro plebiscito centra buena parte de la actual campaña para los comicios al Parlamento de Edimburgo (regional) que se celebran este jueves en Escocia, donde el Partido Nacionalista Escocés, liderado por la ministra principal, Nicola Sturgeon, se perfila como favorito para hacerse con la mayoría en Holyrood (legislativo).

RESUCITAR LA SEPARACIÓN

En los debates televisivos y en la calle, Sturgeon promete a los votantes que buscará una segunda consulta, para lo que necesitará antes el visto bueno del Gobierno y el Parlamento británicos a fin de poder sacar adelante este nuevo referéndum. En el plebiscito celebrado en septiembre de 2014, el 55,3 % votó a favor del No frente al 44,7 % del Sí a la escisión.

Sturgeon considera vital la separación después que Escocia saliera de la UE junto con el resto del Reino Unido —a raíz del referéndum de 2016— en contra de la voluntad mayoritaria de los escoceses.

LA HERIDA DEL ‘BREXIT’

Sin embargo, el escenario económico de 2014 es bien distinto al actual en Escocia a causa de la pandemia y el ‘brexit’. Escocia ha visto incrementado su déficit y los analistas anticipan un deterioro de la posición económica de la región por el alza del gasto público frente a una menor recaudación fiscal.

Según el Instituto de Estudios Fiscales (IFS), el déficit fiscal escocés puede situarse en el 22 % de su producto interior bruto (PIB) en el periodo 2020-21, frente al 8,6 % en el periodo anterior.

Los expertos achacan esta situación no solo a la pandemia, sino a una caída de los ingresos petroleros del mar del Norte, después del desplome el año pasado de los precios del crudo.

«El ‘brexit’ ha demostrado que la gente está dispuesta a aceptar pérdidas económicas si la soberanía nacional y la identidad están en juego (...) Ha mostrado que la independencia escocesa no sería imposible a pesar de los desafíos económicos», sostiene el analista Gianfranco Ottaviano.

Escocia busca de nuevo la independencia y desafía a Londres en las urnas
Comentarios