jueves 26/11/20

Estados Unidos acusa a Rusia e Irán de interferir en las elecciones

El FBI alerta de que ambos países han accedido a la lista de votantes y Teherán y Moscú lo niegan
Trump y su esposa Melania se dirigen al helipuerto de la Casa Blanca. CHRIS KLEPONIS
Trump y su esposa Melania se dirigen al helipuerto de la Casa Blanca. CHRIS KLEPONIS

El director de la Inteligencia Nacional de EE.UU., John Ratcliffe, alertó ayer de que Irán y Rusia han obtenido información de votantes estadounidenses y que están tratando de interferir en los comicios del próximo 3 de noviembre.

«Queremos alertar a la población de que hemos identificado que dos actores extranjeros, Irán y Rusia, han tomado acciones específicas para influir en la opinión pública en relación con nuestras elecciones», dijo Ratcliffe en una comparecencia del FBI a 13 días de los comicios.

Según el director de la Inteligencia Nacional, tanto Rusia como Irán han accedido a datos de votantes estadounidenses, una información que Teherán ya habría usado para perjudicar al presidente, Donald Trump, de acuerdo a Ratcliffe.

«Ya hemos visto —dijo— a Irán enviar falsos correos electrónicos diseñados para intimidar a votantes, incitar tensiones sociales y perjudicar al presidente Trump».

Ratcliffe también denunció que Teherán está distribuyendo un vídeo «que sugiere que individuos pueden votar de forma fraudulenta», algo que según dijo «no es cierto».

«Estas acciones son intentos desesperados de adversarios desesperados», añadió.

Sobre Rusia, el director de la Inteligencia Nacional dijo que no hay evidencias de que haya utilizado por el momento la información que ha obtenido.

Esta comparecencia llega después de que votantes demócratas en estados como Florida o Alaska hayan recibido en los últimos días correos electrónicos intimidatorios supuestamente enviados por el grupo ultraderechista Proud Boys.

Los correos, que según Estados Unidos fueron enviados en realidad por Irán, amenazaban a los demócratas para que votasen por Trump.

En la misma comparecencia, el director del FBI —la agencia encargada de velar por la seguridad electoral—, Christopher Wray, dijo que «no tolerará injerencia extranjera» en las elecciones estadounidenses.

«Hemos trabajado por años para construir resiliencia en nuestra infraestructura electoral y hoy esa infraestructura sigue sólida. Deben estar seguros de que su voto cuenta», aseguró Wray.

Los Gobiernos de Irán y Rusia salieron ayer al paso de las acusaciones lanzadas por la Casa Blanca y negaron estar detrás del envío de correos electrónicos amenazantes a votantes de EE UU y de un intento por interferir en el proceso electoral.

Así, tanto Teherán como Moscú tildaron de «infundada» la alerta .

«La República Islámica de Irán rechaza las repetidas alegaciones inventadas y engañosas de los funcionarios del régimen estadounidense y reitera que, para Teherán, no importa cuál de los dos candidatos actuales a la Casa Blanca» gane las elecciones, dijo el portavoz de Exteriores del Gobierno iraní, Said Jatibzadeh.

Por su parte, el portavoz del Gobierno ruso, Dmitri Peskov, aseguró que las acusaciones contra Rusia «están llegando todos los días, todas son absolutamente infundadas, no se basan de nada. Más bien es un tributo a los procesos políticos internos asociados con las próximas elecciones» presidenciales.

Las alarmas llevan meses sonando en Washington para que no se repita lo ocurrido en 2016, cuando piratas informáticos rusos lograron intervenir de forma camuflada en el debate político de EE UU para influir en los resultados electorales, una actuación que según los demócratas habría ayudado al presidente Donald Trump a ganar los comicios.

Estados Unidos acusa a Rusia e Irán de interferir en las elecciones
Comentarios