lunes 16/5/22

La creciente tensión en la crisis de Ucrania parecía, hasta ayer, imparable. Sin embargo, la reunión entre Lavrov y Blinken en Ginebra supuso un primer paso hacia el entendimiento que descarta, al menos de momento, un enfrentamiento inminente. En este complicado puzzle que mezcla a Estados Unidos, Rusia, Ucrania y a la Otan, Europa se mantiene vigilante y mantiene su apuesta por la vía diplomática para resolver las diferencias con Moscú. Sin embargo, tal como ha reiterado en los últimos días, no le temblará el pulso y, si las agresiones a la soberanía de Kiev continúan, responderá a Rusia con sanciones económicas y fiscales «masivas». Lo advirtió la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en su intervención ante el Foro Económico Mundial. «Queremos resolver el conflicto por la vía del diálogo, pero si la situación empeora, si hay más amenazas a la integridad territorial de Ucrania, responderemos con sanciones económicas y fiscales masivas», afirmó.

En ese mismo sentido se pronunciaron el canciller alemán, Olaf Scholz, y el primer ministro británico, Boris Johnson, quienes advirtieron a Rusia de que tendrá que asumir costes «considerables y graves» en caso de agresión militar a Ucrania.

Europa avisa a Putin de sanciones «masivas» si agrede a Ucrania
Comentarios