lunes. 27.06.2022

El Reino Unido elevó ayer a «grave» su nivel de alerta nacional por terrorismo debido a la explosión de un taxi ocurrida el domingo frente a un hospital de Liverpool (norte de Inglaterra), que dejó un muerto y un herido.

En una declaración a los medios, la titular británica de Interior, Priti Patel, indicó que lo sucedido a las puertas del centro médico especializado en obstetricia, ginecología y neonatología en Liverpool había tenido un impacto «significativo» en la comunidad de esa ciudad.

«Como Gobierno, y como ministra de Interior, continuamos trabajando con todos cuando se trata de la seguridad del país y nos aseguraremos de que adoptaremos todos los pasos requeridos necesarios», comentó la responsable de Interior.

La explosión se produjo en el interior de un taxi que acababa de estacionar ante las puertas del hospital, según las pesquisas policiales, después de que el pasajero detonara un dispositivo improvisado de fabricación casera, provocando su muerte y lesiones al conductor del coche.

Por ahora se desconoce qué fue lo que provocó el atentado, según reconoció en un encuentro previo con medios de comunicación el subinspector de la Unidad Antiterrorista del cuerpo policial de North West, Russ Jackson.

El jefe del Ejecutivo británico, el conservador Boris Johnson, subrayó que lo sucedido ha demostrado que «los británicos nunca se acobardarán ante el terrorismo» y nunca «cederán a los que buscan dividirnos con actos de violencia sin sentido».

La explosión en Liverpool eleva la alerta terrorista en Reino Unido
Comentarios