miércoles. 07.12.2022
La autocaravana que explotó. DEPARTAMENTO DE POLICÍA DE NASHVILLE

El FBI trataba este sábado de resolver el «puzzle» de la explosión de este viernes en el centro de Nashville (Tennessee, EE.UU.), con más de 500 pistas por investigar, un posible sospechoso identificado y la teoría de que pudo tratarse de un atentado suicida.

Dos días después de que una autocaravana con una bomba estallara en el centro de la llamada «ciudad de la música» y dejara tres heridos leves y al menos 41 edificios dañados, las autoridades seguían peinando una amplia zona por la que se extendían los escombros generados por la explosión. «Es una escena del crimen masiva, es todo un desafío. Es como un puzzle gigante que ha creado una bomba», afirmó este sábado el fiscal federal por el distrito central de Tennessee, Don Cochran, durante una rueda de prensa.

UN POSIBLE SOSPECHOSO

Varios medios aseguraron que las autoridades habían identificado a un posible sospechoso del ataque, Anthony Quinn Warner, un hombre blanco de 63 años.

El FBI registró este sábado con una orden judicial una vivienda vacía en el barrio de Antioch, en el sureste de la ciudad, y otras propiedades relacionadas con Warner, según la cadena ABC News. Su objetivo era recopilar pruebas y determinar si los aparentes restos humanos que se hallaron en la zona de la explosión el viernes pertenecían a Warner, quien poseía una autocaravana similar a la que estalló, según CBS News. Las autoridades creen que la explosión pudo ser un acto suicida, según fuentes oficiales, pero subrayan que todavía no han llegado a ninguna conclusión definitiva en la investigación.

En la rueda de prensa de este sábado, las autoridades solo confirmaron que han recibido más de 500 pistas de distintos ciudadanos desde que este viernes pidieron ayuda para encontrar a los responsables del suceso. «Estamos investigando a una serie de personas», se limitó a decir el agente especial del Buró Federal de Investigaciones (FBI) encargado de la investigación, Doug Korneski.

Una de las pistas que siguen el FBI y el resto de agencias federales, estatales y locales implicadas en la pesquisa es, según la cadena CNN, la posibilidad de que el ataque tuviera como objetivo perturbar las telecomunicaciones en la zona. La autocaravana estalló cuando estaba aparcada enfrente de un edificio de la empresa de telecomunicaciones AT&T, lo que provocó la interrupción del servicio de telefonía fija y celular de miles de personas.

El FBI intenta resolver el «puzzle» de la explosión en la Nochebuena de Nashville
Comentarios