domingo 28/2/21

El feminismo impulsa el Hirak con una doble lucha: democracia e iguadad

La mujeres, protagonistas del movimiento popular de oposición al régimen militar argelino Hirak, se mantienen como una de las principales lanzas del mismo dos años después, convencidas de que no habrá transformación verdadera y democracia plena sin igualdad. El Hirak estalló el 22 de febrero de 2019 como movimiento de protesta contra la intención del círculo próximo al entonces presidente Abdelaziz Bouteflika de que éste optara a un quinto mandato consecutivo pese a la enfermedad que le incapacitaba desde 2013.

Conseguido ese objetivo en abril, las manifestaciones semanales prosiguieron cada martes y viernes para exigir la caída del régimen militar que domina desde la independencia de Francia en 1962, hasta que las medidas sanitarias para contener la pandemia de la Covid-19 ayudaron a frenar una movilización callejera.

Arrinconadas en el espacio familiar, víctimas en muchos casos de la violencia doméstica, alejadas de los puestos de responsabilidad política y empresarial por un techo de cristal con las características de un rascacielos, mujeres como Amel Hadjadj observaron en el Hirak la oportunidad dorada para reivindicar la igualdad. «La mujer tiene el mismo papel que el hombre en el Hirak, luchamos contra el mismo sistema excepto que nuestro combate es una doble pelea. En este sistema hay componentes del patriarcado y una sociedad que discrimina a las mujeres».

El feminismo impulsa el Hirak con una doble lucha: democracia e iguadad
Comentarios