viernes 27/11/20

Francia moviliza 7.000 militares para protegerse del islamismo

En el mundo musulmán continúan las manifestaciones en contra de la República francesa

Francia va a movilizar a 7.000 agentes, entre policías y gendarmes, para reforzar el dispositivo de seguridad antiterrorista, anunció este viernes el Gobierno en reacción al atentado yihadista contra una iglesia de Niza en la que fueron asesinadas tres personas.

Los 3.500 gendarmes reservistas que van a ser convocados a partir del lunes y otros 3.500 policías y gendarmes de unidades móviles que estarán a disposición de los prefectos (delegados del Gobierno), se sumarán al incremento del número de soldados de la operación antiterrorista Sentinelle que patrullan por el territorio francés, que pasarán de 3.000 a 7.000. En una comparecencia ante la prensa al término de un Consejo de Defensa convocado por el presidente, Emmanuel Macron, el ministro de Interior, Gérald Darmanin, explicó que se enviarán 120 policías suplementarios a Niza, la ciudad donde se perpetró este último ataque.

Todos estos anuncios se producen horas después de que el primer ministro, Jean Castex, indicara que se ha elevado el nivel de vigilancia antiterrorista al máximo de la escala, el conocido como «urgencia atentado».

La titular de Defensa, Florence Parly, subrayó que el despliegue de los militares adicionales, que empezó el jueves y va a continuar en los próximos días, permitirá incrementar el número de lugares vigilados, entre los que hay centros religiosos y escolares.

El jefe de la diplomacia francesa, Jean-Yves Le Drian, lanzó un mensaje de alerta a todos los franceses que se encuentran en el extranjero para que estén atentos porque la amenaza de que sean objeto de atentados también es «fuerte». Le Drian explicó que se van a tomar medidas para defender en el extranjero tanto a los ciudadanos franceses como a los intereses nacionales. PPrecisó que solo se permitirá la apertura de los centros educativos que Francia tiene en otros países cuando se refuerce la vigilancia. Y es que continúan las protestas del mundo musulmán. Ayer, fueron multitudinarias en Afganistán, Pakistán y Bangladesh contra el presidente francés, Emmanuel Macron, donde con gritos y pancartas los participantes mostraron su indignación por sus recientes comentarios sobre el islam y su respaldo a las caricaturas del profeta Mahoma.

Así, En Pakistán, y convocados por varios partidos islamistas, unos 20.000 manifestantes se congregaron contra las declaraciones de Macron tras la oración del viernes. Los manifestantes exigieron una disculpa pública del presidente galo.

En Kabul, miles de afganos, en su mayoría jóvenes y clérigos islámicos, protestaron en las calles para condenar estas declaraciones, que calificaron de «antiislamistas». Entre consignas como «muerte a Francia, muerte al presidente francés, amamos a Mahoma», los manifestantes rechazaron las declaraciones de Macron, y mostraron su indignación rompiendo carteles con su imagen.

Francia moviliza 7.000 militares para protegerse del islamismo
Comentarios