martes. 09.08.2022

Francia repatrió ayer a 35 menores de nacionalidad francesa y 16 madres que estaban internados en campos de prisioneros yihadistas en el noreste de Siria, según anunció el Ministerio de Asuntos de Exteriores galo. Esta es la primera vez que París permite el retorno de niños con sus progenitoras, consideradas presuntas islamistas radicales.

Los menores fueron entregados a los servicios de ayuda a la infancia y serán sometidos a un control médico. Las 16 madres, por su parte, han sido «llevadas ante las autoridades judiciales competentes», explicó en un comunicado el Quai d’Orsay, nombre que recibe el Ministerio de Exteriores. El Gobierno francés agradeció a las autoridades locales del noreste de Siria por su cooperación para que pudiera llevarse a cabo esta operación.

La Fiscalía Nacional Antiterrorista precisó que, de los 35 menores repatriados, siete no están acompañados. De las 16 mujeres, 12 han llegado a Francia con sus hijos y cuatro ya habían consentido el regreso de los suyos en operaciones anteriores.

Las mujeres, de entre 22 y 39 años, son todas nacionales, excepto dos, cuyos hijos son los poseedores de la nacionalidad francesa. La Fiscalía Nacional Antiterrorista precisó que, tras su llegada al país, ocho han sido detenidas para interrogarlas, ya que había una orden de búsqueda contra ellas, y contra las otras ocho pesaba una orden de arresto. Sólo un menor ha sido detenido. Se trata de un joven que será mayor de edad dentro de unos días y sobre el que existen sospechas de su participación en un grupo terrorista. El resto recibirá asistencia educativa, añadió la Fiscalía Nacional Antiterrorista, que hará un seguimiento.

El Comité de los Derechos del Niño de la ONU había acusado en febrero a Francia de violar los derechos de los menores galos en Siria al dejarlos durante años en condiciones potencialmente mortales e inhumanas en campamentos para familiares de yihadistas.

Francia repatría a 35 hijos de mujeres yihadistas de los campos de Siria
Comentarios