miércoles 25/5/22

La Policía alemana ha desmantelado un grupo en que se mezclaron activistas antivacunas y ultraderechistas de los llamados ‘Ciudadanos del Reich’, cuyo propósito era secuestrar al ministro de Sanidad, el socialdemócrata Karl Lauterbach, y sembrar el caos con atentados contra torres eléctricas en todo el país.

«Estamos ante un grupo en que confluyen defensores de teorías de la conspiración, contrarios a las vacunas contra la covid y radicales», advirtió este jueves el jefe de la Policía de lo Criminal del ‘land’ (Estado federado) de Renania Palatinado, Johannes Kunz.

Se les imputan planes para secuestrar al político citado, lo que incluía «desarmar» a sus guardaespaldas. Lauterbach es un virólogo defensor de la máxima cautela contra la pandemia. Se convirtió en ministro con la formación del Gobierno de Olaf Scholz, aunque ya había tenido una presencia destacada en los medios alemanes durante la gestión de la crisis de la conservadora Angela Merkel.

PUTIN, SU ÍDOLO

Se imputa además al grupo haber tramado sabotajes y atentados contra torres eléctricas, con el objetivo de provocar un apagón y desatar el pánico. Aspiraban a crear «situaciones parecidas a una guerra civil», según la fiscalía, e incluso a derogar el orden constitucional alemán.

Se comunicaban a través de un chat llamado ‘Patriotas Unidos’, o también ‘Deutschland Tag X’, que cuenta con unos 70 integrantes. En sus comunicaciones se intercambiaban planes para «derribar» el orden constitucional y celebraban como un héroe al presidente ruso Vladímir Putin, quien a su parecer además de marchar sobre Ucrania debería hacerlo sobre Alemania.

El grupo radical no reconoce ni las fronteras, ni las autoridades ni la Constitución de la República Federal de Alemania.

Un grupo armado de antivacunas planeó secuestrar al ministro de Sanidad alemán
Comentarios