martes. 07.02.2023
La secretaria de Estado presenta sus credenciales al Senado para que apruebe su nombramiento

Hillary Clinton busca mejorar la imagen de EE.UU. con diplomacia y defensa

Aplicará una política exterior que «desafíe a Irán a poner fin a sus armas nucleares»
1397124194

efe | washington

Hillary Clinton, designada secretaria de Estado por el presidente electo de EE.UU., Barack Obama, defendió ayer ante el Senado una nueva política exterior que permita mejorar la imagen de EE.UU. con una «combinación inteligente» de diplomacia y defensa.

La elegida por el presidente electo de EE.UU., Barack Obama, para la secretaría de Estado, ha prometido llevar a cabo una política exterior «pragmática» y no basada en la ideología. La ex primera dama ha presentado sus credenciales ante el comité del Senado estadounidense que debe dar el visto bueno a su nombramiento. Clinton se ha fijado como prioridades mejorar las relaciones con Rusia y China, presionar a Irán para que abandone su programa nuclear y que EE.UU. ostente el liderazgo mundial en la lucha contra la crisis financiera y contra el cambio climático.

Clinton ha comparecido ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado para exponer sus prioridades una vez que asuma la jefatura de la diplomacia estadounidense. En su intervención, ha afirmado que «EE.UU. no puede resolver por sí solo los problemas del mundo y el mundo no puede resolverlos sin EE.UU.», anunciando una política exterior más «pragmática», menos basada en la ideología y que busque más el diálogo y la cooperación con otros países, frente a la política «unilateral» del anterior presidente. Así, promete hacer uso de un «poder inteligente» en las relaciones con otros países, en lugar del enfoque ideológico de la administración del presidente saliente, George W. Bush. «Debemos usar lo que se llama poder inteligente, toda la gama de herramientas a nuestra disposición. Con poder inteligente, la diplomacia será la vanguardia de nuestra política exterior», ha dicho.

La nueva secretaria de Estado se da por hecho que el Senado le dará el visto bueno usará es nuevo enfoque para atajar una serie de problemas internacionales. Así, ha abordado el desafío nuclear iraní, diciendo que EE.UU. debe desafiar a Irán a que detenga su programa nuclear -”EE.UU. piensa que va en busca del arma atómica, aunque Teherán dice que su programa nuclear es civil-” y debe convencer tanto a Irán como a Siria para que «abandonen su peligroso comportamiento y se conviertan en actores regionales constructivos». Ha dicho que iniciará «un nuevo, quizá diferente acercamiento», dado que «lo que hemos intentado no ha funcionado», pero «sin descartar ninguna opción» con respecto a Irán. «Hemos hecho todo lo que hemos podido a través de la diplomacia, a través de las sanciones, creando mejores alianzas con países que tienen su papel en evitar que Irán se convierta en potencia nuclear».

También en Oriente Próximo, ha dicho que EE.UU. debe apoyar las necesidades de seguridad de Israel, pero al mismo tiempo, asumir las «legítimas» aspiraciones políticas y económicas de los palestinos.

Hillary Clinton busca mejorar la imagen de EE.UU. con diplomacia y defensa
Comentarios