martes. 31.01.2023
CAMBIO EN EL TRONO EN UN PAÍS EUROPEO

Holanda empieza a despedir entre elogios a la reina Beatriz

El país aplaude la abdicación de la soberana y da la bienvenida al heredero. La fiesta popular por la coronación se ajustará a los «límites presupuestarios»
Jarrones con la imagen de la reina Beatriz en el museo Oranje.

La abdicación, el próximo 30 de abril, de la reina Beatriz de Holanda ha copado las portadas de la prensa holandesa y la de los países vecinos. Y la despedida es entre elogios. 'Beatriz, la reina perfecta', titulaba por ejemplo el diario 'De Telegraaf', recogiendo el sentir de buena parte de los holandeses, para quienes la soberana es muy querida.

También el heredero de la corona, su hijo mayor Guillermo Alejandro, y su esposa argentina, Máxima Zorreguieta, son ya bienvenidos como futuros reyes. 'Será un rey moderno', coinciden algunos titulares en respuesta al discurso de abdicación de la reina Beatriz, en el que subrayó que uno de los motivos que le han llevado a ceder el testigo a su hijo es para que "las nuevas generaciones se hagan cargo del país".

Las referencias al origen de Maxima Zorreguieta, hija de un exministro del dictador aregentino Jorge Videla, también abundan. Así, los medios se preguntan sobre quién sucedería a Guillermo si este falleciera antes de que la pequeña Amalia, la mayor de sus tres hijas, cumpla la mayoría de edad.

Otra cuestión con la que especulan es sobre si los familiares de Máxima vendrán a la ceremonia de coronación, recordando que los padres de la princesa no fueron invitados al enlace de su hija hace 11 años.

"El día del rey"
Otra pregunta que se plantean la mayoría de los medios de comunicación es si ahora "el día de la reina", que se celebra cada año el 30 de abril, pasará a ser "el día del rey" . Desde el año 1851 Holanda no tiene un hombre como rey.

Han sido ya tres generaciones de mujeres las que han ocupado el trono: la reina Guillermina, la reina Juliana y por último, la reina Beatriz. De momento, el primer ministro, Mark Rutte, ya ha anunciado que la fiesta de coronación se celebrará "dentro de los límites presupuestarios". Rutte jaleó a los holandeses a participar y sentir una fiesta enorme --"a la altura de nuestras emociones"-- pero, a renglón seguido, matizó que si el rigor presupuestario lo precisa, la celebración deberá ser "sobria".

"Nuevo trono"
Elogios aparte, los holandeses también bromean. Los grandes almacenes Hema --la versión 'low cost' de El Corte Inglés- anuncian un "nuevo trono" por 10 euros que consiste en una silla de plástico de estilo playero, y en las redes sociales proliferan las fotos del príncipe Guillermo Alejandro con el cabello de la reina y a la reina Beatriz con el cabello del heredero.

Por otro lado, también partícipe del humor, el rey Alberto de Bélgica prometió en Facebook abdicar si su anuncio --"Yo también abdico"-- lograba los 100.000 'me gusta'.

Los jóvenes, que en su inmensa mayoría son simpatizantes de la familia real holandesa, también muestran su alegría por la llegada de Guillermo al trono. Al futuro rey le persigue su fama de cervecero, debido a que durante sus años universitarios se le vio mucho en el Holland Heineken House y de hecho se le llegó a llamar durante aquella época 'Príncipe Pils'.

Y en la radio, una joven bromea que a partir de ahora habrá una nueva medida de cerveza que pasará a ser la 'cerveza rey'.

Holanda empieza a despedir entre elogios a la reina Beatriz
Comentarios