miércoles. 08.02.2023
Blix y Baradei concluyeron ayer la primera ronda de conversaciones con altos cargos iraquíes

Los inspectores observan progresos en las negociaciones con Bagdag

Los jefes de los inspectores de la ONU, Hans Blix y Mohamed Baradei, finalizaron ayer la primera ronda de conversaciones con altos cargos iraquíes en Ba
Vista general de la manifestación en contra de la guerra en Irak que tuvo lugar ayer en Madrid
En las conversaciones, que se celebran en el Ministerio de Asuntos Exteriores, la delegación iraquí está compuesta por el asesor de la Presidencia, Amer al Sadi, el jefe del Departamento de Vigilancia, Husein Amin, y el embajador de Irak ante la ONU, Mohamed Duri. Baradei y Hans Blix, jefe de la Comisión de Inspección, Verificación y Vigilancia de la ONU (UNMOVIC), llegaron ayer a Irak en una visita crucial de dos días, una semana antes de que presenten su informe al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre la misión de los técnicos internacionales en este país. Mientras tanto, la consejera de Seguridad Nacional de EE. UU., Condoleezza Rice, afirmó ayer que «estamos en la antesala de una importante serie de decisiones» con respecto a Irak, dado que el régimen de Bagdad no parece querer cumplir el mandato de la ONU. El tiempo se agota «El pueblo estadounidense y el mundo deben entender que el tiempo se está agotando», manifestó la consejera de Seguridad Nacional en una entrevista con la cadena de televisión NBC, en la que subrayó que «ha llegado el momento de que los iraquíes cumplan». De lo contrario, dijo Rice, «el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas tendrá que hacer frente a sus obligaciones» y forzar al presidente iraquí, Sadam Husein, incluso por la vía militar, a cumplir la resolución 1.441 del 8 de noviembre que le obliga a desarmarse. La consejera del presidente George W. Bush se refirió al 27 de enero, día en que los inspectores de la ONU presentarán su primer informe concluyente sobre los arsenales iraquíes, como «una fecha importante», pero dijo que no debe considerarse un plazo límite. Unas declaraciones que contrastan con las realizadas por el ministro británico de Defensa, Geoff Hoon, quien, también ayer, afirmó que la guerra contra Irak puede declararse aunque los inspectores de desarme de la ONU no hallen las armas de destrucción masiva atribuidas al régimen de Sadam Husein.

Los inspectores observan progresos en las negociaciones con Bagdag
Comentarios