viernes. 02.12.2022

Corea del Norte había disparado en lo que va de año más de medio centenar de misiles de todo tipo, cifra récord. Sin embargo, sólo ayer añadió otros 23 a su cuenta. Uno de los primeros, además, cayó cerca de la costa de Corea del Sur. Sus fuerzas armadas respondieron a estas acometidas con el lanzamiento de proyectiles en dirección contraria, confirmando el inicio de una peligrosa escalada militar.

El norte comenzó las andanadas a las 6.51 hora local con cuatro misiles balísticos de corto alcance, y otros tres dos horas más tarde. Uno de ellos sobrepasó la Línea Límite Norte, demarcación marítima que separa ambos países, hasta precipitarse 26 kilómetros al sur de la misma; fuera de aguas territoriales de Corea del Sur pero apenas 57 kilómetros al este de la ciudad de Sokcho y 167 al noroeste de la isla de Ulleung, cuyos habitantes se escondieron en refugios antiaéreos ante la alarma emitida por las autoridades. A las 9.12 disparó otra decena de proyectiles.

Los ensayos han continuado en rachas irregulares a lo largo de once horas. «Este lanzamiento de misiles por parte de Corea del Norte marca la primera vez desde la división de la península en que caen cerca de nuestras aguas territoriales. Es intolerable», señaló el Estado Mayor Conjunto surcoreano, en referencia a la Guerra de Corea (1950-1953), conflicto irresoluto dado que la firma de un tratado de paz entre los contendientes está pendiente. «Nuestro Ejército se ha comprometido a responder con firmeza», avisan del Sur.

El intercambio de decenas de misiles entre Corea del Norte y del Sur dispara la tensión
Comentarios