sábado. 25.06.2022

Un total de 538 migrantes, entre ellos 17 menores y 40 mujeres, fueron interceptados o rescatados durante la última semana por guardacostas libios y devueltos a Libia, pese a ser considerado un lugar «no seguro», mientras que al menos 39 personas se encuentran desaparecidas y cuatro perdieron la vida, informó ayer la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Según este organismo, los migrantes partieron en embarcaciones precarias con salida desde la capital libia, Trípoli, y las ciudades vecinas del oeste Surman, Azzawiya y Al Maya además de la ciudad oriental de Benghazi. En lo que va de año al menos 450 migrantes han fallecido y otros 668 se encuentran desaparecidos en la ruta central, considerada una de las más mortíferas del mundo, recordó la OIM.

Durante el mismo periodo, más de 25.800 personas incluidos 664 menores han sido interceptadas y arrestadas por la Guardia Costera libia, que está bajo la sospecha de distintas organizaciones humanitarias internacionales por sus supuestos vínculos con las mafias que se dedican al lucrativo negocio del contrabando de personas en esta ruta. El balance oficial de este organismo, dependiente de Naciones Unidas, revela que el pasado año cerca de 12.000 personas fueron devueltas a Libia, 381 fallecieron y 597 desaparecieron. Proceden en su mayoría de países del Sahel y el África subsahariana.

Interceptados 538 migrantes frente a la costa libia en una semana
Comentarios