lunes 10/8/20

Irán burla las protestas de Trump y lanza su primer satélite militar

El lanzamiento coincide con el 41 aniversario de la fundación de la Guardia Revolucionaria
Lanzamiento ayer del misil militar de Irán desde el desierto de Dashte Kavir. SEPAHNEWS HANDOUT
Lanzamiento ayer del misil militar de Irán desde el desierto de Dashte Kavir. SEPAHNEWS HANDOUT

La Guardia Revolucionaria de Irán lanzó ayer con éxito el primer satélite militar de la República Islámica, denominado Nur-1, en medio de las tensiones con Estados Unidos, que se opone al programa espacial iraní.

El lanzamiento se efectuó desde el desierto central de Dashte Kavir coincidiendo con el 41 aniversario de la fundación de la Guardia Revolucionaria en el año 1979 por orden del ayatolá Ruholá Jomeiní, el entonces líder de Irán tras el derrocamiento de la monarquía. Estados Unidos es muy crítico con el programa espacial de Irán ya que cree que, detrás de estos intentos, la República Islámica oculta un proyecto para desarrollar misiles balísticos con capacidad para llevar ojivas nucleares y viajar a grandes distancias.

La tensión continuó en el terreno de la geopolítica. El ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, subrayó ayer la necesidad de «ampliar la soberanía» del Gobierno sirio sobre todo el territorio, incluida la provincia de Idlib, último bastión opositor donde Turquía y Rusia acordaron recientemente un alto el fuego.

Zarif expresó esta postura en una reunión telemática con sus homólogos de Rusia, Serguéi Lavrov, y Turquía, Mevlüt Çavusoglu, los tres países que auspician el llamado proceso de paz sirio de Astaná.

Según un comunicado del Ministerio de Exteriores de Irán, las partes acordaron «respetar la independencia, la soberanía nacional y la integridad territorial de Siria, así como la separación de los terroristas de la oposición», entre otros puntos.

Zarif, que se reunió hace dos días en Damasco con el presidente de Siria, Bachar al Asad, urgió a «ampliar la soberanía del Gobierno sirio sobre la integridad territorial del país y la continuación de la lucha contra el terrorismo».

Durante su reunión con Al Asad, había abordado «la invasión continua de Turquía en la soberanía y territorio» de Siria, ya sea por «su ocupación directa de los territorios o por el aumento del número de lo que llama puntos de observación en Idlib», según un comunicado de la presidencia siria.

En Idlib, último bastión de la oposición armada a Al Asad, Moscú y Ankara coordinan sus fuerzas con patrullas conjuntas para evitar combates como los registrados en febrero pasado.

Zarif también denunció «la continua agresión del régimen sionista (Israel) contra Siria, que viola la soberanía nacional siria y amenaza la paz y la estabilidad de la región».

Irán burla las protestas de Trump y lanza su primer satélite militar