lunes 17.02.2020

Los iraquíes se resisten a irse de las calles

Cientos de manifestantes volvieron a salir ayer a las calles de Irak pese al intento de las autoridades de desmantelar ayer campamentos de protesta y a la retirada de apoyo por parte del destacado clérigo chií Muqtada al Sadr, y pese a que doce de ellos han perdido la vida el fin de semana. La plaza Al Wazba, en el centro de Bagdad, fue ayer escenario de enfrentamientos entre los participantes en las protestas y las fuerzas de seguridad, que lanzaron bombas de humo y gases lacrimógenos para tratar de dispersarles, lo que provocó síntomas de asfixia a unas 60 personas, indicó una fuente del ministerio iraquí del Interior. Las regiones y localidades sureñas de Basora, Maysan y Diwaniya desafiaron la operación lanzada ayer por las autoridades. | EFE

Los iraquíes se resisten a irse de las calles