domingo 13/6/21

Israel se prepara para lanzar una gran ofensiva terrestre para aplastar Gaza

Tel Aviv tiene un doble frente en Gaza y en los choques entre judíos y árabes en ciudades mixtas
Un cohete de Hamás cae sobre un edificio en Gaza. Funeral en Gaza de 15 de las víctimas. MOHAMMED SABER / HAITHAM IMAD

Israel intensificó ayer los bombardeos por tierra, mar y aire como paso previo para lanzar una operación terrestre en Gaza como ya lo hizo en 2008 y 2014. El Ejército israelí movió ayer más tropas en la frontera con Gaza ante la previsión de una operación por tierra dentro del enclave,

La violencia se recrudece y según el último balance del Ministerio de Salud palestino ya han muerto 83 personas y hay más de 300 heridos. Los más de mil cohetes lanzados por Hamás han matado hasta el momento a siete israelíes. Ayer estaba prevista la llegada del diplomático estadounidense Hady Amr, enviado por el Departamento de Estado para intentar mediar entre las partes.

Hasta ahora los esfuerzos de Catar y Egipto no han logrado un alto el fuego aunque Hamás ha dado luz verde a detener las hostilidades «si Israel también detiene las operaciones».

El lanzamiento de cohetes hacia la zona de Tel Aviv ha obligado a las autoridades israelíes a redirigir a los aviones al aeropuerto de Eilat, al sur del país, y varias compañías extranjeras han decidido suspender los vuelos a Israel hasta que se tranquilice la situación.

Además de los bombardeos masivos, en los que ya han destrozado tres grandes torres de viviendas, Israel apuesta por los asesinatos selectivos y el objetivo número uno es Mohamed Deif, líder del ala militar de Hamás. Ayer por la mañana el Ejército atacó la casa de Iyad Tayyeb, uno de los comandantes del grupo islamista.

Si el frente de Gaza no fuera suficiente, Israel se enfrenta a los choques diarios entre judíos y palestinos que han estallado en localidades mixtas como Lod, Acre, Haifa, Ramla, Beerseba o Bat Yam.

‘Israel pierde el control’, titula el portal de noticias Ynet en el que los disturbios nocturnos eclipsan a la operación de Gaza y los equiparan con la Intifada de 2000. La supuesta coexistencia ha saltado por los aires en apenas 48 horas y jóvenes árabes y palestinos han tomado las calles para atacar tiendas, dar palizas, apuñalar o quemar coches. En Lod se ha decretado el estado de emergencia y se ha desplegado a la Policía de Fronteras. En las últimas 24 horas se ha detenido a 374 personas, muchos de ellos jóvenes de apenas 13 años, según informa la Policía.

El ministro de Defensa, Benny Gantz, considera este frente «más peligroso que el de Gaza» y el primer ministro, Benjamín Netanyahu, pidió a árabes y judíos que detuvieran los ataques porque «nadie puede tomarse la ley por su cuenta».

La embajada de España en Israel mantiene el contacto con los españoles residentes en la zona de Gaza y les recomienda «evitar desplazamientos innecesarios y congregaciones» y tener localizado el refugio más cercano.

Esta espiral de violencia empezó entre los palestinos israelíes en señal de solidaridad con las familias que pueden ser desalojadas del barrio de Sheikh Jarrah de Jerusalén Este por una organización de colonos y se disparó tras los asaltos policiales a la Explanada de las Mezquitas.

Israel se prepara para lanzar una gran ofensiva terrestre para aplastar Gaza
Comentarios