viernes 20/5/22

El primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, negó este martes haber mentido al Parlamento sobre la polémica reunión social en el jardín de Downing Street en mayo de 2020 y aseguró que nadie le advirtió de que iba en contra de las restricciones por la pandemia de coronavirus.

En sus primeras declaraciones públicas en cerca de una semana, Johnson rebatió las revelaciones hechas por Dominic Cummings, su antigua mano derecha en el Gobierno, que asegura que tanto él como al menos otro funcionario alertaron al primer ministro de que ese evento no cumplía las normas y debía cancelarlo. «Categóricamente, nadie me dijo que esto iba contra las normas o que violaba las reglas del coronavirus», afirmó Johnson a la cadena Sky News, después de que la semana pasada declarase en la Cámara de los Comunes que acudió a la reunión en el jardín de su residencia oficial porque pensaba que se trataba de un «evento de trabajo».

Cartas enviadas

Además de las declaraciones de Cummings, que asegura que las advertencias a Johnson se hicieron por escrito y quedó constancia de ellas, Sky News indicó que una segunda fuente de Downing Street ha confirmado que el jefe de Gobierno fue alertado de la naturaleza del evento.

Las invitaciones fueron enviadas por el secretario privado del propio Johnson, Martin Reynolds, en un correo electrónico dirigido a más de cien empleados de la residencia oficial del primer ministro.

En ese texto, revelado por la cadena ITV, se instaba a los trabajadores a «aprovechar el buen tiempo» de finales de mayo para compartir unas «bebidas con distancia social» en el jardín. La publicación de detalles sobre esta y otras supuestas celebraciones nan puesto contra las cuerdas a Johnson.

Johnson niega haber mentido al Parlamento sobre la fiesta en Downing Street
Comentarios