domingo 22/5/22

Juárez se moviliza por la impunidad de una violación

Cinthia fue violada, mutilada, torturada y abandonada por sus agresores, que la creían muerta
                      Imagen de los presuntos violadores. LUIS TORRES
Imagen de los presuntos violadores. LUIS TORRES

El caso de una joven torturada y violada presuntamente por trabajadores de la estatal mexicana Comisión Federal de Electricidad (CFE) ha encendido las movilizaciones en Ciudad Juárez, uno de los epicentros de los feminicidios que fustigan a México desde hace décadas.

En Ciudad Juárez, en el norteño estado de Chihuahua y fronteriza con Estados Unidos, mujeres del poblado de Samalayuca se han manifestado para exigir justicia para Cinthia, una joven de 31 años que fue violada, torturada, mutilada y abandonada en un paraje por sus agresores, que la creían muerta.

Los hechos ocurrieron el pasado 23 de abril, cuando la mujer fue invitada a una fiesta por parte de un trabajador de la CFE. Ella aceptó la invitación y horas después de su llegada, sin percatarse, presuntamente introdujeron una sustancia alucinógena en su bebida. Isabel, tía de la víctima declaró a Efe: «Después de que le pusieron drogas, ella (Cinthia) no recuerda mucho. Pero si se acuerda de los sujetos que la violaron». La joven aseguró que no solamente fue violada, también fue mutilada.

Y como sus agresores la creyeron muerta, la abandonaron en una parte alejada de la ciudad. La dejaron sin percatarse de que tenía su teléfono móvil y, por eso, al día siguiente, cuando recuperó el sentido, logró comunicarse con su familia. «Cuando nos llamó, fue llevada al Hospital de la Mujer, fue monstruoso lo que le hicieron. En la Fiscalía (Fiscalía General del Estado de Chihuahua), hemos visto que se están vendiendo, no se vale. Ya han sido señalados los responsables, ella (Cinthia) los conoce y no se ha procedido en contra de ellos», relata Isabel.

Asegura, que Cinthia ya identificó a los responsables, pero no hay respuesta por parte de las autoridades. «Ella está mal emocionalmente, los responsables están de vacaciones en su trabajo, no es justo», lamenta.

María Elena Ramos, activista en Ciudad Juárez por los feminicidios en la frontera, pide medidas por parte del Gobierno. «Es preocupante la impunidad en Chihuahua, en el país», afirma.

Añadió que la sociedad «ha perdido la sensibilidad» sobre los brutales ataques contra las mujeres. «Exigimos a la comunidad que se sume y participe en las acciones de prevención y les provea a las mujeres espacios seguros para divertirse».

Las cifras del horror

De acuerdo con datos de la Fiscalía de Chihuahua, en lo que va de año se han registrado 73 asesinatos dolosos contra mujeres en el estado, de los cuales 41 -el 56 %- ocurrieron en el municipio de Juárez.

Juárez se moviliza por la impunidad de una violación
Comentarios