martes. 29.11.2022
                      Un parttidario de la independencia ante el Tribunal de RU. TOLGA AKMEN
Un parttidario de la independencia ante el Tribunal de RU. TOLGA AKMEN

El Tribunal Supremo del Reino Unido rechazó este miércoles que el Parlamento de Escocia tenga derecho a convocar un nuevo referéndum de independencia. Los magistrados también rechazan que pueda reclamar el derecho de autodeterminación reconocido en la legislación internacional. El fallo responde a la petición de Dorothy Bain, lord abogada del Gobierno de Edimburgo, para que el tribunal aclarase definitivamente si el Parlamento escocés tiene el poder de convocar una consulta. Durante dos jornadas se analizaron los términos de la normativa que en 1998 reguló las relaciones entre Londres y los nuevos poderes autonómicos escoceses.

Los ponentes recuerdan en su dictamen que aquella ley reserva a Londres una serie de competencias, y entre ellas las que tienen relación con la unión de los reinos de Escocia e Inglaterra. Lord Reed subrayó en la lectura del resumen de la sentencia que el hecho de que un referéndum sea solo consultivo no evita que tenga «efectos prácticos» relacionados con la unión.

Durante el juicio se debatió sobre las diferentes interpretaciones del significado de «estar relacionado con una materia reservada» por Londres. Bain abogó por una interpretación abierta, porque, según ella, como el referéndum sería meramente consultivo, no tendría más que una vaga relación con la competencia del Parlamento de Londres sobre la ley de la Unión.

Los magistrados descartan esa interpretación benigna y señalan que el propósito del proyecto de ley es el de celebrar un referéndum legal sobre la independencia. Requiere definir fechas, quiénes tendrían derecho a voto, referencias para las campañas o el cómputo de resultados. Sus efectos no son comparables con los de una encuesta, dicen.

También por unanimidad los jueces rechazan el argumento sobre la autodeterminación, presentado en nombre del Partido Nacional Escocés, al que la corte permitió personarse en el juicio como parte afectada. Los magistrados le dicen al SNP que no puede ampararse en la célebre sentencia del Tribunal Federal de Canadá sobre Quebec, porque en ella también se reserva el derecho de autodeterminación.

La justicia niega la convocatoria de otro referéndum de independencia escocés
Comentarios