viernes. 02.12.2022

La justicia rusa ilegaliza la entidad que investiga los crímenes del estalinismo

La oenegé Memorial desenmascaraba los crímenes del dictador comunista Iósif Stalin

Después de mes y medio de sesiones y deliberaciones, el Tribunal Supremo de Rusia decidió este martes ilegalizar la oenegé Memorial, organización cuya principal labor ha consistido en desenmascarar los crímenes del dictador comunista, Iósif Stalin, lograr la rehabilitación de sus víctimas, rendirles homenaje e impedir que caigan en el olvido. Memorial ha documentado la brutal represión estalinista, las ejecuciones sumarísimas y las condenas de reclusión en los Gulag, los terribles campos penitenciarios de los que era imposible escapar. Con el tiempo, incorporó a su actividad la asistencia a los presos políticos y la defensa de los Derechos Humanos en general.

La jueza Alla Nazárova, leyó la sentencia, según la que todas las organizaciones vinculadas a Memorial quedan proscritas. La Fiscalía General de Rusia aseguró que Memorial, que con anterioridad ya había sido declarada como «agente extranjero», «representa una amenaza pública, ya que especula en relación con la represión de naturaleza política (.) y crea una falsa imagen de la Unión Soviética como estado terrorista». El representante de la Fiscalía presente en el juicio fundamentó también la petición de disolución por «las constantes violaciones de la legislación sobre agentes extranjeros».

En el exterior del edificio del tribunal se congregó un nutrido grupo de activistas opositores que, tras conocer el fallo que ordena el cierre de Memorial gritaron «¡Oprobio, oprobio!».

El abogado defensor de la oenegé, Henri Réznik, calificó la sentencia de «motivada políticamente». A su juicio, «el discurso de la Fiscalía nos ha recordado los juicios represivos de 1930», organizados contra los adversarios de Stalin y motivados también por imperativos de naturaleza política.

Y, en efecto, la prohibición de Memorial se enmarca en la ola represiva lanzada por el Kremlin contra sus críticos, que se ha visto intensificada en 2021 con la detención y encarcelamiento del líder opositor, Aléxei Navalni, además del desmantelamiento de su plataforma, la llamada Fundación de Lucha contra la Corrupción.

Otra de las abogadas de Memorial, María Eismont, opinó este martes que lo sucedido con Memorial «es una decisión nefasta, injusta (...) devuelve a Rusia a su pasado y aumenta el peligro de más represión». Al mismo tiempo, en otra causa judicial abierta en el Tribunal Municipal de Moscú, cuya vista está prevista para mañana miércoles, se acusa a Memorial de «apología del terrorismo y del extremismo» por velar por las condiciones de reclusión de personas acusadas por delitos de terrorismo.

La justicia rusa ilegaliza la entidad que investiga los crímenes del estalinismo
Comentarios