viernes 20/5/22

Las autoridades de Ucrania informaron ayer del hundimiento de un barco anfibio ruso frente a las costas de Odesa, en el sur, así como del derribo de un misil enemigo en la región de Poltaba, en el este del país.

Junto con la nave rusa, las fuerzas ucranianas lograron derribar un dron de reconocimiento ruso en esa misma zona del Mar Negro, informaron fuentes de la autoridades de la región de Odesa.

La defensa antiaérea ucraniana logró derribar asimismo un misil en Poltaba, donde el pasado mes los ataques rusos destruyeron una refinería de esa misma región, recuerda el portal Ukrinform. El Estado Mayor ucraniano reportó ayer intensos combates en diferentes puntos del Donbás aunque, según esa fuente, se lograron repeler ocho ataques sobre Donetsk y Lugansk, las dos regiones separatistas del este del país.

Kiev informó asimismo de que prosigue el asedio ruso sobre la acería de Azovstal, donde resisten las tropas ucranianas de Mariúpol y donde se supone que Rusia quiere organizar un desfile para el 9 de mayo, Día de la Victoria sobre la Alemania nazi.

De Mariúpol se logró ayer la evacuación de otros 50 civiles. Dos días atrás, fuentes ucranianas habían asegurado que las primeras tropas rusas habían entrado ya en el complejo industrial, donde supuestamente siguen refugiados varios centenares de civiles y un número indeterminado de soldados ucranianos.

Camino a la Otan

Finlandia y Suecia, los únicos países nórdicos no alineados militarmente, entrarán la próxima semana en una fase decisiva en su acercamiento a la Otan, ya que se prevé que Helsinki anuncie su solicitud de ingreso en la Alianza y que Estocolmo se incline en la misma dirección.

La ofensiva contra Ucrania, lanzada por Rusia para evitar un posible acercamiento de la Otan a sus fronteras, ha tenido el efecto contrario al deseado y ahora Finlandia y Suecia están más cerca que nunca de entrar en la Alianza.

Ambos países nórdicos han redoblado sus contactos bilaterales en las últimas semanas para coordinar una probable solicitud simultánea, que podría recibir el visto bueno preliminar de la Otan durante la cumbre que se celebrará en Madrid el 29 y 30 de junio, aunque luego deberá ser ratificada por los 30 Estados miembros. De los dos candidatos nórdicos, Finlandia es el que lleva la iniciativa en esta cuestión, quizá por estar más expuesto a una eventual agresión militar de Rusia, con la que comparte 1.340 kilómetros de frontera (la más larga de Europa después de Ucrania). A finales de enero, la primera ministra finlandesa, Sanna Marin, dijo que veía «muy improbable» que su país pidiese entrar en la Otan durante el año y medio que restaba de legislatura, pero la invasión rusa de Ucrania un mes más tarde precipitó un giro radical en la opinión pública. Ahora el apoyo a la Otan es claramente mayoritario tanto dentro del Gobierno de coalición como entre los diputados del Eduskunta.

Kiev informa del hundimiento de un barco ruso en la costa de Odesa