sábado 28/5/22
undefined
Europa teme que el conflicto pueda alcanzar incluso terrritorio Otan. MIGUEL GUTIÉRREZ

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ha afirmado que la Unión Europea va a incrementar este año su ayuda militar a Moldavia al aportar a ese país equipamiento militar adicional, tras lo cual Chisinau precisó que no se trata de armamento letal. "En cuanto a la seguridad y defensa, ayudaremos a Moldavia a reforzar su resiliencia y a afrontar las consecuencias de la agresión rusa en Ucrania", afirmó Michel en una rueda de prensa en Chisinau junto a la presidenta moldava, Maia Sandu.
Explicó que el año pasado la UE anunció un apoyo de 7 millones de euros en equipamiento para fortalecer la capacidad médica del Ejército y la capacidad de los ingenieros moldavos bajo el Fondo Europeo de Apoyo a la Paz.

"Y este año planeamos incrementar significativamente nuestro respaldo a Moldavia al proveer a sus Fuerzas Armadas equipamiento militar adicional", ha añadidoel político belga. Michel no especificó de qué ayuda militar se trata, pero al ser preguntado por ello, señaló que "se han tomado ya algunas decisiones; por ejemplo, pretendemos incrementar nuestro apoyo en el campo de la logística, para la ciberdefensa". 

"También hemos hablado de cómo podemos aportar más apoyo militar, más ayuda de construcción de capacidades militares a Moldavia, pero no pretendo entrar en los detalles de tal decisión", ha subrayado el presidente del Consejo Europeo.

El Ministerio de Exteriores de Moldavia precisó después que la ayuda que recibe la república a través del Fondo Europeo de Apoyo a la Paz "no cubre ni se refiere a armamento letal". "Para el próximo período se identificaron 6 áreas de interés: logística militar, movilidad, comando y control, ciberdefensa, capacidades de monitoreo de situaciones y comunicaciones tácticas", señaló en su cuenta de Telegram la diplomacia moldava. Michel recalcó que para la UE "es extremadamente importante evitar una escalada", por lo que consideró poco inteligente hacer declaraciones "provocativas" sobre la situación en Moldavia o la región separatista prorrusa de Transnistria, donde hubo incidentes con tiroteos y explosiones contra infraestructuras. 

Los separatistas prorrusos los valoran como ataques terroristas y los atribuyen a Ucrania, mientras que Kiev sostiene que se trata de una operación de "falsa bandera" de Rusia para culparle de lo ocurrido. Sandu, a su vez, ha reiterado que esos incidentes han sido "causados por fuerzas proguerra dentro de la región". Transnistria, territorio de apenas medio millón de habitantes, en su mayoría eslavos, rompió lazos con Moldavia tras un conflicto armado (1992-1993) en el que contó con ayuda de Rusia, que tiene emplazados allí a unos 1.500 soldados para garantizar la paz y proteger ingentes arsenales de municiones de los tiempos soviéticos.

La presidenta de Moldavia ha afirmado al respecto que no ve riesgos inminentes de que las hostilidades de la guerra en Ucrania se extiendan a su país, pero aseguró que la nación tiene planes de contingencia para escenarios "pesimistas". "Queremos prevenir cualquier incidente (...). Consideramos que es extremadamente importante apoyar lo máximo posible la resiliencia de Moldavia, la estabilidad y seguridad", recalcó Michel. Además de la auyda a la ciberdefensa, la UE también aportará apoyo para luchar contra la desinformación y para fortalecer la cohesión social, dijo el presidente del Consejo Europeo. 

La UE reforzará la capacidad militar de Moldavia ante la amenaza rusa