jueves. 08.12.2022

La ley china de seguridad es el fin de Hong Kong según los opositores

La nueva normativa supone dar a la excolonia el estatus de cualquier ciudad china
Un grupo de manifestantes se rebelan contra el Gobierno. DAVID CHANG

La oposición prodemocracia de Hong Kong lamentó ayer que el Legislativo chino aprobase una ley de seguridad nacional para el territorio y aseguraron que se trata del «fin» de la ciudad semiautónoma.

Según la televisión pública RTHK, los diputados de la oposición «pandemócrata» consideran que la luz verde que la Asamblea Nacional Popular (ANP) dio ayer al proyecto de ley supone relegar a Hong Kong al estatus de cualquier otra ciudad de la China continental.

En la última jornada de la sesión anual de la ANP, órgano controlado por el Partido Comunista (PCCh), 2.878 diputados votaron a favor y solo uno en contra, con seis abstenciones.

«De esas 2.878 personas, ¿cuántas de ellas nunca han estado en Hong Kong? ¿Cuántas no han visto la situación en Hong Kong?», se preguntó el líder del Partido Cívico, Alvin Leung.

La diputada Claudia Mo, de la formación Hong Kong Primero, aseveró que se trata de «el principio de una era triste y traumatizante para Hong Kong»: «Nos han robado el alma, los valores que hemos protegido todos estos años: el Estado de derecho, los derechos humanos».

Otro legislador, Fernando Cheung, del Partido Laborista, afirmó que se trata del fin del principio de ‘Un país, dos sistemas’, que rige la autonomía de Hong Kong frente al resto de China, sobre lo que indicó que la ciudad ahora entra en un «período oscuro» que lo reduce a «Un país, un sistema».

Fuera del Consejo Legislativo (el Parlamento hongkonés), la organización prodemocracia Demosisto acusó a Pekín de «liquidar a Hong Kong», ya que la aprobación de la ley probablemente supondrá que haya países, como Estados Unidos, que retiren el estatus económico preferente que otorgaba un trato diferenciado a la ciudad con respecto al resto de China.

Mientras tanto, en línea con lo expresado por las autoridades de Pekín, la jefa del Ejecutivo hongkonés, Carrie Lam, aseguró que la decisión de la ANP demuestra «lo que se preocupa el país por la Región Especial Autónoma de Hong Kong». Lam reiteró que la nueva ley solo castigará a «una minoría extremadamente pequeña de delincuentes», y no afectará a los derechos y libertades de los hongkoneses.

La ley china de seguridad es el fin de Hong Kong según los opositores
Comentarios