viernes. 09.12.2022

«Felices y seguros». Así se sienten las diez personas que llegaron ayer a La Bañeza huyendo de la guerra de Ucrania gracias a la solidaridad de toda la comarca y a la puesta a disposición de dos pisos por parte de particulares.

Se trata de dos familias, una de seis miembros y otra de tres, y una mujer sola. Sonrientes y asombrados ante la nueva vida que les espera a más de 3.500 kilómetros de los hogares que han dejado atrás.

La acogida se realizó gracias a la iniciativa de un empleado de Indra y de la propia empresa que ha costeado el importe de los billetes de avión en los que se desplazaron.

«Se sienten muy afortunados», afirmó Leandro Blanco. «España se está volcando con los refugiados de Ucrania, pero para mí son algo más: son mis compañeros y son sus familias. Quería que tuvieran algo más que un alojamiento o un albergue y La Bañeza es una ciudad que por su tamaño ofrece más confianza», explicó tras el viaje desde Madrid. La iniciativa no ha contado con el respaldo solicitado por los promotores.

Llegan a La Bañeza diez refugiados «felices y seguros»
Comentarios