sábado 21/5/22

El presidente francés, Emmanuel Macron, favorito de los sondeos para ganar este domingo la segunda vuelta de las presidenciales francesas ante la ultraderechista Marine Le Pen, advirtió hoy del exceso de confianza y recordó las sorpresas que no auguraron las encuestas en el referéndum del brexit o la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, en 2016. «Pocas horas antes del brexit, millones de personas lo dieron por hecho y no consideraron necesario ir a votar. Lo mismo sucedió con la elección de Donald Trump. Al día siguiente se despertaron con disgusto», afirmó Macron en una entrevista a la televisión BFMTV.

El candidato a la reelección señaló que «las encuestas no son las elecciones» y que «lo que dice la gente ahora no tiene por qué ser lo que pase en 48 horas». Por eso aseguró que «hay que ir a votar» y advirtió de los peligros que supondría la victoria de su rival, que provocaría «el fin de Europa, de la ecología, de la Francia laica».

Reconoció que, en cinco años, la líder de la extrema derecha ha progresado y lo atribuyó a las «profundas crisis» que ha sufrido el país y a que sus reformas no han dado resultados con la suficiente velocidad.

«La extrema derecha se nutre de las cóleras y los desencantos, su carburante es la infelicidad», dijo el presidente francés, que asumió los avances de su mandato, pero reconoció que «hay que cambiar el método» e «ir más rápido» en el futuro.

Macron acusó a Le Pen de haber llevado a cabo una «formidable operación de transformismo» destinada a «hacerse pasar por alguien del pueblo cuando en realidad es la heredera de un clan, de una familia con un pasado». «Quiere prohibir el velo en la calle, la comida ‘halal’ o ‘kósher’, seríamos el primer país del mundo que hace eso. Eso no es la república», aseguró.

Macron avisa: «Miren el ‘Brexit’ o Donald Trump»