sábado. 04.02.2023

Macron y Scholz garantizan apoyo militar a Kiev pero sin los tanques

Francia no excluye enviar acorazados pero lo condiciona a que no haya una escalada con Rusia
                      Macron y Scholz ayer, en el Elíseo antes de celebrar la cumbre franco-alemana. CHRISTOPHE PETIT TESSON
Macron y Scholz ayer, en el Elíseo antes de celebrar la cumbre franco-alemana. CHRISTOPHE PETIT TESSON

El presidente francés, Emmanuel Macron, y el canciller alemán, Olaf Scholz, escenificaron ayer su apoyo «inquebrantable» a Ucrania, que durará «el tiempo que sea necesario» aprovechando la cumbre franco-alemana que se celebra en París.

«Después del 24 de febrero», fecha del inicio de la última ofensiva rusa sobre ucrania, «nuestra unión no se distanció ni eludió sus responsabilidades», destacó Macron tras una ceremonia en la Universidad de La Sorbona con motivo del 60º aniversario del Tratado del Elíseo que sentó las bases de la reconciliación franco-alemana tras la Segunda Guerra Mundial. Macron subrayó así el «apoyo inquebrantable» de París y Berlín a las autoridades ucranianas.

«El futuro, al igual que el pasado, descansa en la cooperación de nuestros dos países como motor de una Europa unida», ha añadido por su parte Olaf Scholz, que destacó que este «motor franco-alemán» es una «máquina de compromiso» que permite «transformar conflictos e intereses divergentes en acciones convergentes».

Así, Francia y Alemania seguirán apoyando a Ucrania «mientras sea necesario». «Seguiremos brindando a Ucrania, mientras sea necesario, todo el apoyo que necesita», remachó Scholz. «Juntos, como europeos, para defender nuestro proyecto de paz europeo», añadió.

El presidente francés aseguró que no excluye enviar a Ucrania tanques Leclerc, aunque señaló que deben cumplirse tres condiciones, entre ellas que no haya una escalada en el conflicto.

«He pedido al ministro de Defensa que trabaje en esto, nada está excluido», aseguró Macron en la rueda de prensa conjunta con el canciller alemán, Olaf Scholz, al término del Consejo de Ministros Franco-Alemán.

Macron señaló tres condiciones para que ese envío pueda finalmente tener lugar: que no suponga una escalada del conflicto, que haya soldados ucranianos listos para utilizarlos y que no afecte a las capacidades de la defensa francesa.

Scholz agradeció además a Francia su amistad. «Gracias, señor presidente, gracias de todo corazón», apuntó Scholz en francés dirigiéndose al líder galo. «Gracias, hermanos y hermanas franceses por vuestra amistad», añadió.

El canciller destacó la necesidad de una Europa soberana, objetivo por el que ambos países trabajan juntos. «Uniendo fuerzas allí donde las naciones por sí solas han perdido asertividad: en la salvaguarda de nuestros valores en el mundo, en la protección de nuestra democracia frente a las fuerzas autoritarias», resaltó

«Pero también en la competencia por las tecnologías modernas, en la obtención de materias primas, en el suministro de energía o en los viajes espaciales», enumeró.

El Tratado del Elíseo fue fundamental en la construcción de la alianza entre Francia y Alemania. Se firmó 18 años después del final de la Segunda Guerra Mundial que enfrentó a ambas potencias.

En el campo de batalla, el Ejército ruso continuó ayer sus intentos de romper las defensas ucranianas junto a la ciudad de Bájmut, en el este de Ucrania, objetivo prioritario de Moscú desde la retirada en noviembre pasado de sus tropas del territorio de la región de Jersón situado en la margen derecha del río Dniéster.

«En el frente de Donetsk las unidades del distrito militar Sur y voluntarios de unidades de asalto prosiguieron sus acciones ofensivas exitosas», señaló el portavoz de Defensa, teniente general Ígor Konashénkov, en su habitual parte diario.

Según el militar, las tropas rusas atacaron posiciones de las Fuerzas Armadas ucranianas junto a la localidades de Razdolivka, Blahodatne, Krasnopolivka y Sieverne, las tres primeras situadas a entre 10 y 20 kilómetros al norte de Bájmut.

La ciudad, que en 2020 tenía una población de poco más de 70.000 habitantes, está comunicada por sendas carreteras con Kramatorsk y Sloviansk, las principales plazas fuertes de Ucrania en la región oriental de Donetsk, ahora campo de batalla.

Macron y Scholz garantizan apoyo militar a Kiev pero sin los tanques
Comentarios