miércoles. 10.08.2022

Manifestantes antigubernamentales en Sri Lanka, que desde hace meses protestan contra la gestión de la crisis económica por las autoridades logrando expulsar al expresidente Gotabaya Rajapaksa, expresaron ayer su temor a la represión estatal y las detenciones. «Vivimos bajo un miedo constante estos días, personalmente no sé qué hacer ahora», dijo a Efe Chanu Nimesha, de 47 años, desde el capitalino campamento Gota Go Gama, epicentro de la revuelta social que comenzó a finales de marzo.

Indecisos entre esconderse, disfrazarse para confundir a las autoridades e incluso borrar sus comentarios en las redes sociales, los manifestantes temen la campaña policial contra aquellos que dañaron «la propiedad pública» e «incitaron a la violencia» en las últimas semanas. «Quedarse en Gota Go Gama ahora mismo no es seguro», lamentó Nimesha, que afirmó que el país parece seguir en un callejón sin salida ante la crisis pese a la huida del país de Rajapaksa y su sustitución por un nuevo presidente, Ranil Wickremesinghe.

«Vinimos aquí a protestar contra el Gobierno cuando estaba ignorando el sufrimiento del pueblo, y la crisis económica se convirtió en una crisis política (pero) incluso ahora no hay una solución a la crisis económica», resumió. Los manifestantes denunciaron las últimas detenciones contra activistas y participantes en las protestas.

Los manifestantes de Sri Lanka expresan su temor a las detenciones
Comentarios