jueves. 18.08.2022

El primer ministro italiano, Mario Draghi, perdió ayer los apoyos parlamentarios para gobernar, tras el abandono en el Senado de sus antiguos socios de coalición, el Movimiento 5 Estrellas, la derecha de Silvio Berlusconi y la ultraderecha de Matteo Salvini.

Con la ausencia del M5S, Forza Italia (FI) de Berlusconi y la Liga de Salvini, Draghi pierde la mayoría parlamentaria y puede que ni se alcance el quórum requerido para que el resultado sea útil. No obstante, algunos senadores del M5S, en vez de abandonar la cámara, se están declarando «presentes no votantes» para que se pueda alcanzar el quórum, pues lo contrario no tendría precedentes en una moción de confianza a un Gobierno italiano.

El primer ministro abandonó el Senado tras conocer las intenciones de sus socios y se espera que ahora acuda ante el jefe del Estado, Sergio Mattarella, ante quien dimitió la semana pasada pero que congeló su renuncia hasta debatirla hoy en el Parlamento. El secretario general del Partido Demócrata, Enrico Letta, que apoyó a Draghi, lamentó «este día de locura».

Mario Draghi no consigue la confianza de la Cámara