lunes. 30.01.2023
La ONG recauda una cifra récord en ocho días para ayudar a los afectados

Médicos Sin Fronteras tiene dinero suficiente y suspende la recaudación

Powell aprovecha su visita a la zona para mejorar la imagen de EE.?UU. entre los musulmanes
Cartas con donativos en el Comité de Emergencia de Desastres de Londres
La organización no gubernamental Médicos Sin Fronteras (MSF) anunció ayer la suspensión de su campaña de recaudación de fondos para las zonas del sudeste asiático devastadas por el maremoto, porque ha recibido ya más dinero del que puede utilizar en sus operaciones en esos países. «Cuando se tiene bastante, hay que tener la franqueza de decirlo (...) De lo contrario, la gente no confiará en nosotros mañana», dijo el responsable de MSF, Jean-Hervé Bradol, a la televisión francesa France 2. En el sitio internet de MSF, su director general, Pierre Salignon, explica que la sección francesa de la organización ha recaudado más de cuatro millones de euros en ocho días para el sureste asiático, un monto «nunca alcanzado en tan poco tiempo». La decisión de MSF sorprendió a otras oenegés francesas, como Acción contra el Hambre, del que uno de sus responsables afirmó que «estamos lejos de poder hacer frente» a la catástrofe del maremoto y señaló que su organización trabaja a más largo plazo. Otras organizaciones no gubernamentales galas expresaron el temor de que el anuncio de MSF lleve al público a pensar que las otras organizaciones tampoco necesitan ya más dinero, lo que no es el caso. En total, MSF ha recolectado más de 40 millones de euros para sus operaciones en el sudeste asiático. Con esos fondos, «podemos encargarnos de los auxilios de urgencia y pensar en comprometernos a medio plazo ante las poblaciones más afectadas a las que hemos identificado», explicó Salignon. Powell, en busca de imagen El secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, afirmó ayer que la asistencia y la ayuda humanitaria de Washington en la región devastada por los tsunamis podrían mejorar la imagen de Estados Unidos entre los musulmanes. «Lo que ocurre en el mundo musulmán es que el resto del mundo tiene la oportunidad de ver la generosidad norteamericana y los valores de Estados Unidos en acción», declaró Powell tras reunirse con su homólogo indonesio, Hassan Wirayuda. Powell dijo que confía en que los países musulmanes perciban la amplia ayuda y las actividades humanitarias de Estados Unidos en el mundo entero, de las cuales la prestada a Asia es sólo un ejemplo. La cooperación con Estados Unidos «redunda en el mejor interés de esos países y del nuestro», agregó. Y por lo demás «elimina los sentimientos de insatisfacción que dan motivo a las actividades terroristas». Powell y el gobernador de la Florida, Jeb Bush, hermano del presidente Bush, visitaron ayer la zona turística de Phuket en Tailandia.

Médicos Sin Fronteras tiene dinero suficiente y suspende la recaudación
Comentarios