lunes. 30.01.2023
La capital autraliana está cercada por el fuego

Al menos 4 muertos y 400 casas destruidas en el incendio de Camberra

Al menos cuatro personas han muerto y unas 400 casas han ardido en los incendios que, avivados por fuertes vientos, consumen ayer desde varios frentes la periferia de la capital australiana, Camber
Un hombre intenta ayer, en vano, salvar su casa mientras ésta es pasto de las llamas
«He estado en un montón de escenarios dejados por las llamas durante mi mandato como primer ministro (que empezó en 1996) y antes, y este es, con mucho, el peor», declaró el primer ministro del país, John Howard. El gobernante acortó sus vacaciones del verano austral para trasladarse a la capital del país y transmitir sus condolencias a los familiares de las víctimas y manifestar su solidaridad con los damnificados. Algunos australianos lo han perdido todo, el fuego consumió su casa y sus pertenencias. La tragedia comenzó anteayer por la tarde cuando las llamas que ardían en el parque nacional de Namadgi, favorecidas por el viento, rebasaron las líneas de contención y llegaron a los suburbios de Camberra. Cruzaron plantaciones de pinos y llegaron hasta la zona urbana bajando con fuerza a través de las calles y llevándose por delante las construcciones, un estrago que las autoridades calculan costará millones de dólares. Los bomberos se vieron superados por la fuerza de las llamas y por la falta de presión en el suministro de agua, debido a la grave sequía que vive el país. La primera víctima mortal resultó un hombre de 71 años que murió asfixiado por el humo y después se descubrió el cadáver de una mujer de 83 años, ambos en la zona de Stromlo. Esta mañana se confirmó la muerte de otra mujer, de 37 años, en su vivienda en el suburbio de Duffy, y en las últimas horas la de otra persona. La policía ha iniciado investigaciones para determinar la causa de estas últimas víctimas mortales. Además hay tres heridos graves, que fueron trasladados a un centro sanitario de Sydney, y al menos 220 personas han recibido tratamiento en el Hospital de Camberra por quemaduras de diferente grado, problemas respiratorios y heridas. Unos 2.500 residentes fueron evacuados, 400 viviendas quedaron calcinadas o dañadas y un 25 por ciento del área de la capital estuvo durante horas sin servicio de electricidad. Además de los domicilios privados, también se han perdidos los laboratorios de salud pública, varias plantaciones de árboles y los asentamientos de los bosques de Uriara y Mount Stromlo, en este último además el observatorio que databa de 1924. «Lo que hemos vivido hoy es una experiencia que pasa una vez cada cien o cada doscientos años», dijo el jefe del gobierno del Territorio de la Capital de Australia, Jon Stanhope.

Al menos 4 muertos y 400 casas destruidas en el incendio de Camberra
Comentarios