miércoles. 01.02.2023
La energía y la Constitución Europea, temas centrales de la presidencia alemana de la UE

Merkel ataca a Rusia por el corte sin previo aviso de suministro de petróleo

El presidente de la Comisión Europea califica de inaceptable la medida unilateral del Gobierno ruso
Confrontados al fantasma de una nueva crisis energética en Europa, que comenzó a cobrar vida con la repentina suspensión del suministro de petróleo ruso a Alemania y otros países europeos, la canciller Angela Merkel y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, lanzaron ayer desde Berlín un inédito ataque al Gobierno ruso y calificaron como «inaceptable», la decisión de Moscú de cerrar el oleoducto que atraviesa Bielorrusia. Durante una rueda de prensa conjunta, que debía estar destinada a informar sobre los resultados del primer encuentro entre los miembros de la Comisión Europea y del Gobierno alemán, Merkel y Barroso denunciaron que la medida destruía la confianza de Europa hacia los rusos y ambos defendieron la necesidad urgente de poner en marcha un plan energético europeo para reducir la dependencia de Moscú. «Es inaceptable que no nos hayan informado sobre el cierre del oleoducto», dijo la canciller al referirse a la medida adoptada por el Gobierno ruso el lunes pasado. «Lo mínimo que se espera cuando hay dificultades es que haya una consulta», añadió la canciller, al poner en duda la posibilidad de impulsar nuevos proyectos conjuntos con Moscú basados en la confianza mutua. El presidente de la Comisión también utilizó el calificativo «inaceptable» para condenar la medida unilateral del Gobierno ruso y, al igual que la canciller, recordó que medidas de esa naturaleza no se podían admitir sin mediar una consulta previa. Nuevo fantasma «Esta es otra demostración, por si no fuera obvio, de que necesitamos una política energética europea y de que tenemos que hablar siempre con una sola voz», añadió Barroso, al referirse al nuevo fantasma que acecha a Europa y al hacerse eco de la propuesta de Merkel de convertir la cuestión energética en un tema central de la presidencia germana. Durante el encuentro con la prensa realizado en la sede del Gobierno alemán, la canciller recordó que la energía, entonces el carbón y el acero, fue el tema que hizo posible la construcción de la Unión Europea hace 50 años y que el tema debía ocupar un lugar predominante cuando Europa celebre el cincuenta aniversario de los Tratados de Roma que dieron vida al club comunitario. Tanto Merkel como Barroso recordaron que la crisis actual era un nuevo ejemplo de la importancia que encierra para Europa la necesidad de cubrir sus necesidades de energía sin depender de las exportaciones y recordaron que la Comisión dará a conocer hoy en Bruselas su plan de acción sobre la futura política energética común. Pero ambos evitaron comentar los puntos clave de la nueva estrategia comunitaria. Con respecto a los grandes temas que desea impulsar la presidencia alemana en los próximos seis meses, el tono usado por Merkel y Barroso fue completamente diferente al utilizado para criticar la acción de Moscú. Ambos líderes resaltaron el deseo de trabajar conjuntamente para hacer avanzar a Europa, mientras que Barroso prometió la ayuda incondicional de la Comisión para que la presidencia alemana fuera un éxito. Revivir el tratado Merkel recordó que uno de los temas centrales de su gestión será poner en marcha un proceso de negociaciones con los líderes europeos para revivir el Tratado Constitucional, pero advirtió que la batalla sería imposible sin la cooperación del resto de las naciones. «La fase de reflexión llegó a su fin», recordó la canciller al advertir que una solución definitiva sobre el Tratado Constitucional debe estar sobre la mesa durante la presidencia francesa de la UE en el segundo semestre de 2008.

Merkel ataca a Rusia por el corte sin previo aviso de suministro de petróleo
Comentarios