sábado 21/5/22

Un arsenal militar junto al poblado de Stáraya Nelidovka, situado a una veintena de kilómetros de la frontera con Ucrania, en la región rusa de Bélgorod, fue objeto de un ataque con drones desde territorio enemigo este miércoles por la mañana, según anunció el gobernador de la región, Viacheslav Gladkov, quien afirmó que hubo cuatro explosiones. El depósito de armas sufrió un fuerte incendio y quedó casi totalmente destruido. Gladkov dijo que no se registraron víctimas y que el fuego no se extendió a edificios cercanos. Otro gran incendio afectó el lunes a un depósito de combustible en la zona de Briansk, también fronteriza. Tampoco hubo damnificados. También en la madrugada del miércoles, en las cercanas regiones rusas de Kursk y Voronezh, igualmente vecinas de Ucrania, las autoridades declararon que las explosiones en el cielo grabadas con teléfonos por numerosos usuarios de las redes sociales fueron cohetes de la defensa antiaérea disparados contra drones ucranianos. Los gobernadores de Kursk, Román Starovoit, y Voronezh, Alexánder Gúsev, llamaron a la calma a la población, ya que, según sus palabras, el trabajo de interceptación de los ingenios no pilotados de fabricación turca que utiliza el Ejército de Kiev «fue todo un éxito», ya que, según su relato, no llegaron a causar destrucción ni víctimas. «Se confirmó la información preliminar: un vehículo aéreo no tripulado ucraniano fue interceptado en el cielo sobre la región de Kursk. Los cálculos de nuestra defensa aérea no fallaron. Respondieron rápida y eficientemente. Nadie resultó herido, no hubo daños», según afirmó Starovoit en su canal de Telegram. El lunes también informó de que «la defensa antiaérea derribó dos drones ucranianos en el distrito de Rilsk».

Responsables de las regiones de Bélgorod y Briansk han denunciado varias veces bombardeos supuestamente lanzados desde el territorio enemigo, lo que ha llevado a que sea declarado el «nivel amarillo de amenaza terrorista» en todas las provincias del entorno. El lunes Gladkov señaló que una aldea «fue objetivo de disparos» y que había «civiles heridos». El asesor de la Presidencia ucraniana, Mijailo Podoliak, señaló en referencia a lo que sucede en Kursk, Voronezh, Bélgorod y Briansk, que «si se decide atacar masivamente a otro país, tarde o temprano habrá que pagar las deudas. Ahora estas regiones entienden lo que significa el concepto desmilitarización, ya que sus almacenes de munición y depósitos de carburante están explotando», aunque no reconoció que detrás esté Ucrania. El pasado 1 de abril Gladkov ya avisó de que «dos helicópteros ucranianos dispararon de madrugada varios misiles contra un depósito de combustible» en la ciudad de Bélgorod, provocando un gigantesco incendio.

Moscú acusa a Ucrania de bombardear su territorio