sábado. 13.08.2022
                      Una de las zonas atacadas por Rusia. STATE EMERGENCY SERVICE PRESS
Una de las zonas atacadas por Rusia. STATE EMERGENCY SERVICE PRESS

Un ataque ruso con misiles lanzados desde el mar Negro contra el centro de Ucrania causó ayer al menos 22 muertos, en lo que el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, calificó de «acto abierto de terrorismo» y que utilizó como ejemplo para pedir un tribunal especial para juzgar la agresión de Rusia.

Los misiles Kalibr 3M-14E lanzados por Rusia golpearon el centro de Vínnytsia y alcanzaron un edificio de oficinas y otras infraestructuras, entre ellas un centro médico.

El vicejefe del Departamento Operativo Principal del Mando General de las Fuerzas Armadas de Ucrania, Oleksiy Gromov, señaló que Rusia ha lanzado 630 misiles de crucero del tipo Iskander y Kalibr sobre Ucrania desde el comienzo de la guerra el 24 de febrero.

«Cada día, Rusia destruye la población civil, mata a niños, dirige misiles contra objetos civiles, a donde no hay nada militar. ¿Qué es esto, sino un acto abierto de terrorismo?», escribió Zelenski en su cuenta oficial de Telegram. «¡Inhumanos. Un país asesino, un país terrorista», dijo en referencia a Rusia.

Zelenski aseguró poco después en un discurso virtual ante la Conferencia para la Rendición de Cuentas en Ucrania, organizada en La Haya por Países Bajos, la Corte Penal Internacional (CPI) y la Comisión Europea (CE), que se han cometido más de 34.000 crímenes de guerra en Ucrania. Además, el presidente de Ucrania insistió en la necesidad de que se «rescate el derecho penal internacional» para juzgar la «agresión» de Rusia a Ucrania, en un proceso similar a los juicios de Núremberg por los crímenes de la Segunda Guerra Mundial.

Moscú ataca el centro de Ucrania, que pide un tribunal especial contra Rusia
Comentarios